Lanzarote y Fuerteventura son las islas que registran mayor descenso del desempleo en el último año. / Carrasco

El sector público tira del empleo y devuelve el paro a las cifras precovid

La hostelería y el comercio generan puestos de trabajo en noviembre por el turismo pero aún no han recuperado la ocupación prepandemia

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Canarias se acerca al final del año 2021 con unas cifras de paro y afiliación muy positivas y que devuelven al mercado laboral de las islas al nivel prepandemia. Sin embargo, el gran protagonista de esta recuperación del empleo canario no han sido las empresas sino la administración.

El sector público, con la ramas de sanidad, educación y administración pública, ha sido el que ha tirado del empleo y generado en el último año y medio casi 16.000 puestos de trabajo que no existían antes de la covid. También ha sido clave para la buena marcha del mercado laboral de las islas la hostelería y el comercio, gracias a la mejora del turismo y las menores restricciones de los últimos meses. Sin embargo, las empresas privadas de estas ramas productivas siguen sin recuperar el empleo que tenían en febrero de 2020. Hoy tienen casi 15.000 trabajadores menos que entonces. A esto hay que sumar las 21.694 personas que siguen atrapadas en un ERTE en el archipiélago.

Así que, aunque el balance de la evolución del empleo es positivo en términos netos, desde la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), su secretario general, José Cristóbal García, advierte de que «aún queda camino por recorrer» para que las empresas recuperen lo perdido por la covid.

Según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, noviembre se cerró en las islas con 206.431 desempleados, lo que supone 1.406 menos de los que había en febrero del 2020, antes de la covid. En el último mes, en noviembre y respecto a octubre, salieron de las listas del paro 1.885 personas, a razón de 62 diarias, El descenso de desempleados ha sido en tasa mensual de un 0,90%, inferior al 2,28% nacional.

Los servicios fueron el sector con mejor comportamiento tras la buena llegada de turistas y una ocupación media de los hoteles del 80%. El desempleo en este sector bajó en 2.297 personas. (-1.162 en el comercio y -658 en hostelería). La buena cifra quedó recortada en los 1.885 por el aumento de sectores como la construcción, en 172 personas.

En tasa anual (de noviembre a noviembre), la caída del número de parados ha sido abultada, de un 23% (por encima del 17% nacional), con 61.888 canarios menos en las listas del paro. El número de desempleados en los servicios bajó un 24% (en 49.516 personas); en la agricultura lo hizo un 22,3% (en 1.276 personas); y en torno a un 20% en la industria, la construcción y el colectivo sin empleo anterior.

El descenso del paro ha ido acompañado de un aumento del número de ocupados, que también cierra noviembre por encima de las cifras precovid. En las islas hay 826.385 afiliados a la Seguridad Social, lo que supone 8.245 más que antes de la pandemia. En un solo mes y gracias a la hostelería y al comercio, por el tirón del turismo en noviembre, se han dado de alta 12.021 nuevos cotizantes, lo que supone un 1,48% más que en octubre. El mes pasado también fue fundamental el sector público, tras crear la educación casi 1.200 empleos y 1.009 las administraciones públicas.

En tasa interanual, la economía canaria ha logrado crear 45.619 empleos, casi un 6% más que un año antes. El aumento de la ocupación ha sido más intenso en las islas que en el resto del Estado, donde el alza fue de un 3,84%.

Lanzarote, la isla con mayor caída del paro

El pasado mes de noviembre fue Lanzarote la isla que más tiró del empleo en términos porcentuales. El paro, según los datos del Observatorio de Empleo de Canarias (Obecan), en la isla conejera cayó un 5,3% frente al 0,90% regional. 640 personas salieron de las listas del paro, la misma cifra que Gran Canaria y ligeramente por debajo de los 739 de Tenerife. En La Gomera y El Hierro subió el desempleo.

En tasa anual son Lanzarote y Fuerteventura, que fueron las más castigadas por la covid, las islas con mayor descenso del paro, con casi un 40% de caída frente al 23% de media regional.

El 60% de los desempleados no cobra prestación

El 60% de los 206.431 parados que hay en las islas son parados de larga duración y no están cobrando prestaciones. En términos absolutos, los parados que llevan un año o más en el desempleo ascienden a 115.315. El resto de los desocupados, 86.062, sí cobran prestaciones, según los datos del Observatorio de Empleo de Canarias (Obecan).

El viceconsejero de Empleo, Gustavo Santana, advirtió ayer de que el cierre del año dependerá de cómo evolucione esta crisis sanitaria, aunque descartó que la nueva ola de la pandemia vaya a causar nueva destrucción de empleo, ya que, ante una disminución de la actividad, se podrá recurrir a los ERTE de limitación o impedimento.

A falta de conocer cómo se cerrará el año, Santana auguró que durante 2022, año en el que habrá una fuerte inyección de inversión pública procedente de la UE, Canarias podrá consolidar e incluso mejorar esta situación de paro, ya que será un año que podrá generar «un nuevo marco de oportunidades» que permitiría rebajar la tasa de paro.

Este mes el Gobierno no ha ofrecido datos actualizados sobre ERTE, debido a un cambio de normativa por el que no se podrá contar con ellos hasta el cierre de diciembre. A cierre del mes pasado seguían en ERTE 21.694 trabajadores, lo que supone un 3% del total de los ocupados de las islas. Por provincias, Las Palmas tiene 12.411 personas en ERTE frente a las 9.283 de la de Santa Cruz de Tenerife.

En cualquier caso, Santana informó ayer de que la Dirección General de Trabajo del Ejecutivo canario ha recibido 3.547 solicitudes de prórrogas de expedientes hasta el próximo 28 de febrero de 2022, cuyos trabajadores afectados se desconocen por el momento. En La Palma se han solicitado 356 ERTE que afectan a 1.774 trabajadores, según apuntó Santana.