Poco más de 50.000 autónomos mantendrán la prestación con el nuevo esquema

Escrivá sí prorroga las exoneraciones en las cuotas para todos los trabajadores por cuenta propia que estuvieran adcritos al cese y que serán decrecientes: 90% de rebaja en octubre, 75% en noviembre, 50% en diciembre y 25% en enero

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

El nuevo esquema de ayudas para autónomos que plantea el ministerio liderado por José Luis Escrivá a partir de octubre dejará sin prestación a tres de cada cuatro trabajadores por cuenta propia que la tienen a día de hoy. Es más, poco más de 50.000 -entre 50.000 y 60.000- mantendrán su paga mensual, según los cálculos realizados por ATA, la principal asociación de este colectivo.

La prestación extraordinaria que pretende eliminar el Gobierno en la nueva prorroga -dirigida a autónomos con bajos ingresos y sin periodo cotizado- es precisamente la que más beneficiarios suma: de los 226.000 que están acogidos a un cese de actividad, 141.000 cobran 472 euros al mes gracias a la ayuda extraordinaria, según los últimos datos oficiales de final de agosto. Pero no solo eso, sino que además una buena parte de los 83.500 que disfrutan ahora de la prestación ordinaria dejarían de cumplir en octubre las condiciones al haber agotado el periodo de cotización necesario para acceder a ella.

«Esto es infumable, es dejar a los autónomos tirados a un kilómetro de la meta», denunció Lorenzo Amor, presidente de ATA, que señaló que dos de cada tres emprendedores aún no sabe lo que es la recuperación. ATA, junto al resto de asociaciones de autónomos, rechaza la propuesta de Escrivá y exigen que la que será la última prórroga se apruebe con las mismas condiciones.

El objetivo del ministro es limitar la prestación solo para aquellos autónomos que tienen su actividad suspendida, a los autónomos de temporada con bajos ingresos y a quienes pueden acceder a la prestación de cese ordinaria compatible con la actividad por reunir los requisitos de carencia de cotización. Proponen de esta forma que el grueso de los 226.000 que aún tienen dificultades en sus negocios reciban ayudas en forma de exoneraciones. Así, todos los que a 30 de septiembre hayan estado acogidos al cese tendrá exoneraciones durante los cuatro próximos meses. Más concretamente, se beneficiarán de una rebaja del 90% en octubre, del 75% en noviembre, del 50% en diciembre y del 25% en enero. Los que tengan derecho a la prestación ordinaria no tendrán que pagar cuota alguna, como ahora.

El expresidente de la AIReF defendió este jueves en una intervención en Barcelona el nuevo modelo: «Lo que ocurre es que las cosas evolucionan y tenemos que ir adaptándonos a las distintas circunstancias, ya que el nivel de afectación sobre la actividad económica es infinitamente más bajo que en febrero y abril. Por eso el nivel de subvención hay que irlo adaptando», explicó, recalcando además que el esquema de protección para los autónomos ha sido «extraordinariamente generoso», «comparable o incluso superior a la de los ERTE».