Los nuevos ERTE tendrán una rebaja de cuotas entre el 20% y el 90%

A cambio las empresas tendrán que ofrecer formación a sus trabajadores y mantenerles con empleo seis meses después de que finalice el expediente

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Otro de los retos de la contrarreforma laboral es combatir el alto grado de despidos que se producen en el mercado laboral español en momentos de crisis. Así, la nueva norma propiciará instrumentos eficaces para proteger a las personas trabajadoras y dotar al tejido productivo de herramientas para mantener el empleo respetando los derechos laborales. Así, se actualizan y se acomodan a las situaciones de normalidad los ERTE de la pandemia, esa herramienta que ha resultado clave en esta crisis para evitar destruir empleo.

Para ello, además del actual sistema de reducción de jornada y suspensión temporal de empleo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP), se crea un nuevo 'mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización del Empleo'. Tendrá dos modalidades: una cíclica, para cuando se aprecie una coyuntura macroeconómica que aconseje la adopción de instrumentos de estabilización, que tendrá una duración máxima de un año; y la sectorial, para cuando en un determinado sector se aprecien cambios que generen necesidades de recualificación y de transición profesional. Su duración será de un año pero ampliable a dos mediante dos prórrogas de 6 meses.

Estos ERTE se activarán por acuerdo del Consejo de Ministros, previa información y consulta con las organizaciones sindicales y empresariales.

Obligaciones

Las empresas que se acojan a uno de estos mecanismos tendrán, como ahora, exenciones a las cotizaciones de la Seguridad Social que oscilarán entre el 20% en los casos de ERTE por causas económicas (ETOP) o de modalidad sectorial, hasta el 90% en los ERTE de fuerza mayor. Eso sí, estarán obligadas a dar formación a sus trabajadores.

De igual manera, las empresas acogidas tendrán el compromiso de mantener a los trabajadores afectados durante los seis meses siguientes a la finalización del expediente o, de lo contrario, tendrán que devolver las cotizaciones exoneradas. Tampoco podrán realizar horas, establecerse nuevas externalizaciones ni concertarse nuevas contrataciones laborales.