Díaz reprende a Garamendi: «Es incomprensible decir que no toca subir el salario mínimo»

La ministra de Trabajo asegura que el incremento se hará «con prontitud» pero descarta poner una fecha concreta

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se hará «con prontitud», con o sin acuerdo con los agentes sociales. Así lo aseguró hoy en Vitoria la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien recordó que es un compromiso de su Gobierno, «como ha anunciado recientemente el presidente», pero no puso una fecha concreta. Sí señaló que el próximo lunes responsables de su ministerio se volverán a reunir con los sindicatos y las patronales y el objetivo sería alcanzar entonces un nuevo pacto, que sería el décimo segundo en la legislatura. Pero no parece fácil por la cerrazón de la CEOE, que rechaza un aumento este año aunque se muestra abierta a pactar los de 2022 y 2023.

Precisamente Díaz recriminó al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, la postura tan contraria que está manteniendo en estos últimos días. «En la situación actual de recuperación de la actividad empresarial y del empleo, es incomprensible decir que no toca subir el salario mínimo interprofesional cuando además los convenios están revalorizando los salarios entre el 1,5% y el 1,8%», apuntó.

Y continuó, en un claro mensaje a Garamendi: «Quién hoy dice que no toca, tiene que explicar por qué está pactando mejores salarios para trabajadores en mejores condiciones». En esta línea, lanzó una advertencia al líder de los empresarios: «Quien se oponga a una subida menor para ese millón y medio de trabajadores más vulnerables tiene que explicárselo a la sociedad española».

La ministra, que se había opuesto a mantenerlo congelado a principios de año, reafirmó la intención del Gobierno de aprobar «de inmediato» el incremento del salario mínimo. Sin embargo, rechazó hablar de un plazo concreto para aplicar esta medida. En este sentido, explicó que conoce «cómo funcionan» las mesas de trabajo y diálogo y señaló que «la vocación del Gobierno es alcanzar un acuerdo».

Sobre la luz

Otro de los temas centrales de su comparecencia informativa en Vitoria fue la subida de la luz, un «problemón para los ciudadanos pero también para los negocios, las pymes, las empresas...». La ministra enumeró las medidas que está tomando el Ejecutivo, como «reducir la fiscalidad del IVA del 21% al 10% o el impuesto de generación eléctrica». Y lanzó críticas al PP, porque «pide bajar el precio de la luz pero no acompañó al Gobierno en las medidas que planteábamos para mitigar esa subida».

Díaz subrayó que, por primera vez, «se va a actuar en los denominados beneficios caídos del cielo, que suponen 1.000 millones de euros» y que servirán para descontar el precio en la factura final de los consumidores. Asimismo, señaló que se ha creado un fondo de sostenibilidad con 7.000 millones que será soportado por las compañías energéticas e incidirá también en el precio final.

La integrante de Unidas Podemos reconoció que las discrepancias que pueden existir en el seno del Gobierno central entre su formación política y el PSOE por la subida de la luz obedecen sobre todo a la urgencia a la hora de aplicar las medidas. Unidas Podemos -dijo- «pide que las normas que plantea se aborden con urgencia».