Imagen de la sede del SEPE en la capital grancanaria. / Juan carlos alonso

Los trabajadores del SEPE de Las Palmas lideran el seguimiento de la huelga en el Estado

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Las Palmas se ha convertido en la provincia que ha registrado un mayor seguimiento de la huelga convocada por USO en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Precisamente es esta provincia la que ha tenido que tramitar mayor número de expedientes de ERTE respecto a su población ocupada desde que estalló la crisis de la covid y una de las que tiene mayor déficit de personal. Con 199 trabajadores -de los que 60 son interinos-, se estima que para cubrir bien la totalidad de expedientes y dar un servicio eficiente y eficaz a la ciudadanía la plantilla tendría que aumentar en un 50%.

La huelga que se desarrolló el lunes y ayer se siguió por un 39% de la plantilla. El paro unido a las personas que están de vacaciones provocó que entre 1.500 y 2.000 personas no pudieran ser atendidas. La representante de USO en el SEPE de Las Palmas, Yaiza Santana, asegura que la huelga es la única opción que han tenido para denunciar una situación insostenible. Según denuncia, USO ha intentado mantener un encuentro y negociación previa a la convocatoria de paro pero desde la dirección nacional del SEPE no se ha dado el paso. «Nosotros no queríamos una huelga pero no nos han dado opción», asegura Santana.

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife el seguimiento del paro ha sido menor que en Las Palmas. A nivel nacional el paro lo han seguido el 30%. Tras Las Palmas, ha sido Barcelona la que ha registrado mayor seguimiento, con un 38%.

Santana destaca el buen seguimiento de Las Palmas a pesar del poco apoyo que han prestado otros sindicatos como CSIF y UGT, que , según Santana, «han tratado de boicotear» el paro. «Las huelgas las convocan los trabajadores y no los sindicatos. La situación del SEPE es insostenible y estamos agradecidos con USO porque nos ha apoyado», indica. Además, reconoce que existe temor en las plantillas a represalias, sobre todo, entre los interinos que representan el 33% de la plantilla. «Ellos no han podido ir a la huelga por miedo a perder sus contratos», indica.

A nivel nacional, USO ha denunciado públicamente al SEPE y estudia hacerlo con una demanda por vulneración de derechos fundamentales, al detectar que se han llevado a cabo acciones contra la huelga y contra USO. Apuntan que se han bloqueado las direcciones de correo electrónico de FAC-USO y la posibilidad de publicar noticias en el tablón sindical e incluso el acceso a los locales del SEPE para impedir llegar a los trabajadores. «A este bloqueo se suma la actitud de desprecio por parte de la dirección del SEPE que ha mostrado su negativa a negociar con USO cualquier mejorar para los trabajadores y el servicio», reza en el comunicado remitido por el sindicato para animar a los 8.748 trabajadores a seguir el paro.

La huelga se convocó en los tres turnos de trabajo: entre las 7.00 y las 15.30 en la jornada de mañana; entre las 7.00 y las 18.00 horas, de mañana y tarde y de especial dedicación y entre las 13 horas y las 22, para el de tarde.