c7

Los trabajadores acusan a Correos de «bloquear» paquetes a posta para degradar su imagen

Varios empleados de la sociedad han iniciado, este miércoles, una acampada en la plaza grancanaria de San Telmo para dar a conocer la problemática de la empresa

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

Los trabajadores de Correos acusaron ayer a la dirección general de la empresa pública de «retener» de forma intencionada miles de paquetes en los centros de las islas -como publicó ayer CANARIAS7- y demorar su reparto para ahondar en la mala imagen que tiene la sociedad de este servicio público y justificar su privatización.

Éste es a juicio de los trabajadores el objetivo último de la dirección de Correos: dejar el servicio en manos privadas.

«La ciudadanía tiene que saber todo la verdad y tener claro que los paquetes no llegan a tiempo no porque los trabajadores no quieran, sino porque no pueden, ya que Correos está reduciendo los medios económicos, humanos y materiales», indicó este miércoles el representante de CC OO en Correos, Ángel Cabanillas, poco después de que los trabajadores iniciaran una acampada en San Telmo para informar a los ciudadanos y recoger firmas de apoyo.

Según indicó, en los últimos meses ha cerrado oficinas, como la de Mesa y López, el aeropuerto y Monte Lentiscal, y está vaciando otros edificios como es el caso de la sede central de Primero Mayo, cuya venta se está negociando actualmente.

«En este país ya hemos vivido más casos de este estilo», indicó Cabanillas, que demandó al Gobierno de Canarias que se implique y apoye sus reivindicaciones para parar el desmantelamiento de Correos en las islas.

Según consideró, el presidente Ángel Víctor Torres, debería defender este servicio público sobre todo en un territorio archipiélagico y alejado del continente, donde es fundamental contar con un servicio público de primera en la entrega de cartas y mercancías.

«En la propia marketplace de Correos hay empresas que no hacen envíos a Canarias. Las islas son una España olvidada. Correos es público y el Gobierno regional tiene que implicarse más», dice.

Según señala, el déficit de personal provoca que Correos no esté cumpliendo con el reparto diario de la directiva postal europea.

Correos asegura que el servicio de reparto «está al día»

La dirección de Correos en Canarias remitió ayer un comunicado en el que rechaza que exista acumulación en los envíos de paquetes en los centros de Canarias «Los centros de tratamiento y las unidades de reparto están completamente al día y los envíos están distribuyéndose con normalidad», reza en la nota remitida por el organismo.

Según apunta, durante los días 15 y 16 de mayo se recibieron en las islas 17 contenedores. El domingo día 15 de mayo por la noche se recibieron 3 contenedores marítimos en cada uno de los centros logísticos de Las Palmas y de Tenerife junto a la llegada de la mercancía en los vuelos correspondientes.

En la mañana del lunes 16 de mayo llegaron a los centros 5 contenedores en Las Palmas y 6 en Tenerife. «Todos esos contenedores se han gestionado con total normalidad y se han distribuido más de 80.000 paquetes», se apunta desde Correos, que garantiza la prestación del Servicio Postal Universal.

Respecto a la degradación del servicio y su posible privatización, Correos indica que es una empresa 100% pública, propiedad del Estado a través de su pertenencia a SEPI «y lo seguirá siendo». «No existe ningún plan de privatización de la compañía», se afirma con rotundidad.

Correos asegura que no ha dejado de prestar servicio en ninguna población de Canarias y que la adecuación de la estructura de distribución para ser más eficientes, sin merma de la calidad, es su obligación como operador público. «No hay ningún desmantelamiento ni debilitamiento del servicio de Correos en Canarias», agrega. Según informa, la compañía sigue avanzando en la digitalización de los 2.295 puntos de atención al público de que dispone en zonas rurales, 70 de ellas en Canarias. Estas oficinas quedarán totalmente digitalizadas y conectadas a los sistemas de Correos, «Seguimos apostando por el diálogo social y el empleo».

Cabanillas se refirió a las declaraciones de la empresa Correos en las islas y en las que se niega por completo que se esté produciendo un desmantelamiento del servicio público y haya paquetes bloqueados en las islas (ver información en esta página).

«También dicen que no se cierran oficinas en las islas. Vayan a Miller Bajo, al El Corte Inglés, al aeropuerto... y verán que se han cerrado.

También dicen que no han quitado puestos, pues ha habido 44 reestructuraciones en la zona y en las carterías que antes había 25 ó 30 personas ahora tienen 15 ó 16», apunta Cabanillas que «reta» a los directores de Correos en las islas a sentarse con los datos en la mano para demostrar la realidad de este servicio público.

«Yo estoy dispuesto a sentarme con ellos pero dudo que ellos acepten», señala el representante de CC OO que, a renglón seguido se pregunta que si no hay problemas «por qué es continua la queja del ciudadano sobre los retrasos en las entregas en redes sociales y ante la propia Correos.

Cabanillas resaltó los riesgos de que Correos se privatice, como, según apunta, persigue la dirección actual. « Una carta que cuesta hoy 70 céntimos, mañana con la privatización puede costar cuatro euros que llegue a La Aldea», advierte.

Según indica, con el creciente negocio del comercio electrónico la tarta de los envíos es «muy golosa» y hay grandes multinacionales interesadas en entrar y participar de esa privatización.

La acampada que llevan a cabo los trabajadores de Correos tanto en la capital grancanaria como en la de Santa Cruz de Tenerife vendrá seguida por una huelga los próximos días 1,2 y 3 de junio. «Vamos a seguir aumentando la presión y las reivindicaciones», indicó Cabanillas.

Representantes políticos del PP, Unidos por Gran Canaria y el teniente alcalde capitalino, Javier Doreste, dieron ayer su apoyo a los trabajadores de Correos.