Imagen de uno de los lineales de un supermercado de la capital grancanaria esta tarde. / C7

Los supermercados empiezan a mostrar lineales medio vacíos en algunos productos como la leche y la verdura

Esta semana apenas ha llegado un 15% de la carga de los establecimientos de alimentación de las islas por la huelga del transporte en la península. El lunes se reúne el Gobierno con los camioneros. Se confía en una solución

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Los supermercados de Canarias empiezan a notar los efectos de la huelga del transporte de la península que hoy ha alcanzado su sexto día con lineales vacíos o con poco producto. Durante esta semana solo ha entrado en las islas el 15% de la carga habitual debido a que los camiones no han llegado a los puertos y la mercancía no ha podido ser embarcada para las islas, cuyo consumo depende en un 80% de lo que viene de fuera.

Son los productos perecederos, que requieren de frecuencia de llegada desde la península, los que más están notando la falta. Fruta, verdura, leche y yogures, entre otros, empiezan a escasear como se evidencia en la imagen tomada este sábado en un supermercado de la capital grancanaria. En otros establecimientos aunque aún no hay lineales vacíos si se nota menos cantidad. En muchos de ellos, los productos están colocado en primera fila pero por detrás están vacíos o un amplio espacio separa un artículo de otro.

La preocupación en el sector de la distribución es de tal magnitud que algunas empresas se dirigieron el jueves al Gobierno de Canarias para informarle de la situación y solicitar su mediación ante el Ministerio del Interior, de cara a que las Fuerzas de Seguridad del Estado actúen para garantizar que los camiones con la carga de las islas llegan a los puertos peninsulares y se embarca. «El Gobierno no ha hecho nada. No es consciente de la situación y del problema que se está gestando. Se escudan en que es un asunto de Madrid y creen que como aquí no hay huelga no pasa nada», manifiestan estas fuentes. Según apuntan solo la consejera del área, Yaiza Castilla, y el consejero de Hacienda, Román Rodríguez, «han entendido el problema». Sin embargo, su capacidad de actuar es limitada. «Podemos encontrarnos con un problema de orden público», avisan.

Estas fuentes destacan que la huelga de transporte en la península va a provocar en Canarias lo que no generó la covid. «Con la pandemia no hubo ningún problema de abastecimiento. Más allá del capítulo del papel higiénico no faltó de nada porque las conexiones marítimas con Canarias estuvieron garantizadas. Entonces las plataformas logísticas de las enseñas estaban a rebosar, ahora no», aseguran.

El próximo lunes habrá una reunión entre la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, asociación minoritaria que agrupa en su mayoría a transportistas autónomos o pymes y convocante del paro, y el Gobierno. El sector confía en que se llegue a algún tipo de acuerdo para desconvocar una paro que de durar muchos días provocará un grave problema en las islas.