Imagen de Maspalomas en agosto del pasado año, sin apenas turismo. / Juan carlos aLonso

El sector turístico de las islas prevé que el verano 2021 será, al igual que el año pasado, «solo de canarios»

Los empresarios no esperan ni británicos, ni alemanes ni nacionales. Desaparecen las perspectivas de hace unos meses y que apuntaban al inicio de la recuperación a partir de julio. Solo uno de cada 10 plazas aéreas entre Alemania y España de abril a octubre es para las islas

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El sector turístico del archipielago lo tiene claro: este verano volverá a ser, como ocurrió el pasado año, solo de canarios. Los residentes volverán a 'salvar' la temporada y protagonizaran las ocupaciones en un verano que se prevé complicado y en la misma línea de los últimos meses.

Canarias no espera ni británicos, ni alemanes ni nacionales, que son sus principales turistas. Así lo indica el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricua, que descarta ya que la reactivación turística de las islas se vaya a producir este verano, como se esperaba hace unos meses al calor de un proceso de vacunación que no ha cumplido las expectativas y va lento.

«Esto no va a arrancar aún. Este verano será solo de canarios», indica Mañaricua. Según explica, las exigencias puestas por el Reino Unido a aquellos que regresen de sus vacaciones, incluidas las zonas consideradas en semáforo verde, como es el caso de Canarias, «hacen inviables» los viajes al archipiélago. Según detalla, en este caso cada persona tendrá que hacerse dos PCR. Una familia con cuatro miembros tendrá que desembolsar más de 800 euros. «Es una forma de que no se viaje fuera, por eso no esperamos británicos este verano», indicó.

El propio turoperador británico Jet2 anunciaba hace unas semanas que retrasaba el reinicio de operaciones con Canarias hasta el 24 de junio, aunque supuestamente el país se abrirá el 17 de mayo. No descarta incluso retrasar la fecha por la incertidumbre.

Por lo que respecta al turismo nacional, las líneas aéreas prevén que este verano los penínsulares apuesten por vuelos y destinos domésticos más que internacionales, lo que podría beneficiar a Canarias. Sin embargo, Mañaricua advierte de que las iniciativas puestas en marcha por distintas regiones como los bonos turísticos (que buscan incentivar las vacaciones dentro de la comunidad) jugarán en contra del archipiélago. «Muchos peninsulares van a optar por quedarse en su tierra», señala.

En cuanto a Alemania, aunque la evolución a la baja de los datos epidemiológicos de las islas en las últimas semanas hace prever su vuelta al listado de destinos seguros del país germano (al estar por debajo de los 50 casos de incidencia), las previsiones del sector no son buenas.

El último Informe de Prospectiva Trimestral del Instituto de Turismo de España (Turespaña) publicado esta semana y con previsiones del mercado alemán, así lo confirman.

De las 7,4 millones de plazas aéreas previstas entre Alemania y España para los meses entre abril y octubre de 2021, solo el 14,8% son para las islas (1,1 millones). Casí la mitad tienen como destino Palma de Mallorca, con 3,1 millones de asientos; Fuerteventura es el cuarto destino, con 389.613 asientos; Gran Canaria es el quinto, con 350.062; Tenerife es el octavo, con 312.231 asientos; Lanzarote, se coloca en el puesto 13, con 113.398 y La Palma, en el 18 del ranking de destinos españoles, con 27.180 asientos. Las reservas de los alemanes para el verano han caído un 75% y han pasado de 2.400 millones antes de la covid a 300 este año.

Canarias aparece como el destino preferido de los alemanes pero en invierno. Este verano aún no se les espera. Turoperadores y aerolíneas apuntan que las reservas están fuertes para 2022 pero el 2021 sigue sin aclararse.