Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 18 de junio
Vista de viviendas en la capital grancanaria, en la zona de Las Canteras. Arcadio Suárez
El sector inmobiliario pide al Gobierno canario que deje de lanzar «mensajes electoralistas» contra la vivienda
Criticas al presidente del Gobierno

El sector inmobiliario pide al Gobierno canario que deje de lanzar «mensajes electoralistas» contra la vivienda

El presidente de Acegi lamenta que algunos alcaldes de CC y el propio Ejecutivo valore declarar zonas tensionadas cuando no sirve para que haya más oferta

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 28 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El sector inmobiliario de Canarias criticó ayer los «vaivenes» del Gobierno regional a la hora de afrontar el problema de la vivienda y le pidió que deje de lanzar «mensajes electoralistas» en contra de la inversión en este mercado y tome medidas que «sirvan de verdad» para sacar pisos al mercado del alquiler y dar solución a miles de familias.

El presidente de la Asociación Canaria de Empresas de Gestión Inmobiliaria (Acegi), Rafael Tarajano, criticó que, pese a una postura inicial por parte del Gobierno de Canarias de rechazo a la declaración de zonas tensionadas ahora se abra a esta posibilidad a pesar de que en las comunidades donde se ha implementado, como Cataluña, «no haya servido para nada». En esta región, la oferta de vivienda se ha reducido mientras que los precios han subido un 13% poniendo en evidencia que la declaración de zonas tensionadas no cumple el objetivo. «Hasta ahora hay tres ayuntamientos del PSOE que han anunciado que lo van a pedir pero empezamos a escuchar a alcaldes de CC barajando la opción cuando hace unos meses el consejero de Vivienda, Pablo Rodríguez, se mostraba contrario», indica Tarajano.

Según apunta, la declaración de zona tensionada solo sirve para que se reduzca la oferta de pisos en alquiler por el temor de los propietarios. «Esta habiendo una contracción de la oferta por la Ley estatal de Vivienda porque el propietario tiene miedo a la ocupación de su casa. Si tenemos un paciente en la UVI la declaración de zona tensionada solo va a servir para matarlo», indica.

Hace unas semanas la promotora Aurquía decidió no sacar a alquiler asequible un edificio de 64 viviendas que había levantado en Granadilla de Abona ante el temor de que la declaración de zona tensionada aprobado por el ayuntamiento sea efectiva y se limite el precio, hundiendo la rentabilidad de la promoción y llevándola a un nivel inferior a los costes de construcción. Como indica Tarajano, este ejemplo aislado se repetirá si se declaran las zonas tensionadas.

Desde Acegi también se critica los anuncios que ha hecho del Gobierno de Canarias para tratar de limitar la compra de viviendas por extranjeros. Como apunta Tarajano, muchos de esos extranjeros son residentes en las islas. «¿Cómo lo van a hacer? ¿Van a limitar la compra por el mero hecho de ser extranjero aunque muchos residan aquí?», se pregunta el presidente de Acegi, que apunta que también hay mucho ciudadano nacional no residente que compra vivienda en las islas. «Están creando una alarma innecesaria por cuestiones electoralistas», asegura Tarajano, que apunta que la compra de vivienda por parte de ciudadanos extranjeros o nacionales supone inversión y entrada de divisas. «La venta de vivienda es a efectos prácticos una exportación y es un riesgo las propuestas que están lanzando», manifiesta.

En su opinión, lo que tiene que hacer el Gobierno de Canarias es fomentar la inversión y lograr que se contruyan más viviendas en el archipiélago para dar respuesta a la demanda. También aboga por poner en marcha medidas para sacar al mercado las más de 211.000 viviendas vacías y cerradas que hay en las islas.

En este sentido, Tarajano plantea la posibilidad de que el Gobierno de Canarias avale las rentas de los alquileres siempre y cuando se cumplan una serie de parámetros e incluso se podría plantear algún tipo de ayuda para incentivar la salida al mercado de las viviendas vacías.

Finalmente, rechaza el anteproyeto de ley de vivienda vacacional al entender que es una «prohibición de esta modalidad turística». «Esperamos que el Gobierno recapacite y no tome medidas contrarias a la vivienda», concluye.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios