Una clienta reposta en una estación de serivcio. / R. C.

Ribera apunta a impuestos extraordinarios a las energéticas en los Presupuestos

La ministra para la Transición Ecológica aboga por mantener la bonificación a los combustibles, ante la complejidad de segmentarla por colectivos o nivel de renta

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha admitido la posibilidad de aplicar una «fiscalidad especial y adicional» a las empresas tanto eléctricas como petroleras en función de la «necesidad» que tenga el Estado ante el incremento continuado de los precios de los combustibles y el mantenimiento del coste de la luz volátil durante los próximos meses.

Con estas declaraciones, Ribera ha apuntado a esa nueva realidad después de que varias compañeras de gabinete, como la vicepresidenta Yolanda Díaz, hayan apostado por incrementar los impuestos a las energéticas. Ribera ha aclarado, en cualquier caso, que esas medidas tendrían que materializarse «en la legislación presupuestaria», tal y como ha expresado en una entrevista en TVE. «Cada cosa a su tiempo, y siempre con medidas bien ponderadas y trabajadas» con los Ministerios de Hacienda y de Economía, los encargados de las cuentas públicas de 2023 que ya se están preparando.

Por ahora, Ribera se ha limitado a recordar que desde hoy mismo el coste de la luz tiene una nueva limitación al estar topado el precio del gas con el que se produce electricidad en los ciclos combinados. Esa limitación se encuentra a 40 euros/MWh, tal y como ha autorizado la Comisión Europea para la denominada 'excepcionalidad ibérica', frente a los casi 80 euros/MWh que cuesta el gas en el mercado diario. Esta medida «nos protegerá durante unos meses que aún se atisban complejos», ha indicado la ministra. «Si no, tendríamos que ver precios enormemente elevados» sobre todo con los picos de calor que sufre buena parte de España estos días, o ya de cara al invierno con las olas de frío.

Teresa Ribera calcula que la rebaja media en una factura de 100 euros pasará a 85 euros cuando las eléctricas comiencen a facturar en los nuevos términos que marca la ley. Además, ha recordado que las eléctricas que vendan la luz por encima de 67 euros/MWh ven limitados sus beneficios desde hace varios meses, para evitar que los precios se disparen en el mercado libre o el regulado.

Por otra parte, la titular de Transición Ecológica ha aclarado que «en pocos días» se conocerá el nuevo paquete de medidas anti-crisis, que caduca el 30 de junio, y cuya principal duda reside en torno a la bonificación de 20 céntimos de euro por litro repostado. Ribera ha reconocido que el Gobierno estudia «formas adecuadas para precisar» a los beneficiarios. Es decir, ajustar la ayuda por colectivos sociales o bien por ingresos familiares. Aunque también ha admitido que si este sistema «no es eficaz, fácil y rápido», la intención del Ejecutivo es la de «seguir con el actual sistema» de ayuda para todos los conductores.

Mientras tanto, el precio de los combustibles sigue escalando después de que el petróleo no se haya apeado de los 120 dólares por barril de Brent. En este sentido, la ministra ha indicado que las subidas de precios en las gasolineras «es un asunto a vigilar con mucha seriedad» y que la Comisión Nacional de Competencia (CNMC) «tiene que seguir atenta por si hay malas prácticas», aunque ha indicado que los precios de las materias primas energéticas están «disparados» en todo el mundo.