Entrevista

«Aunque me he quedado solo no estoy sometido a nadie»

04/12/2017

presidente de la autoridad portuaria de Las Palmas

Las Palmas de Gran Canaria

— El puerto de Las Palmas está atravesando un momento dulce, con casi todos los indicadores en positivo. ¿Es coyuntural por el momento económico de mejoría?

— La situación económica ayuda pero también hemos puesto las bases para que el crecimiento sea sostenible. Hemos trabajado para eliminar los problemas internos y que los empresarios de La Luz tenga una sola voz. De todas formas, pese a que ahora las cosas vayan bien no podemos olvidarnos de los problemas. Por ejemplo, en el movimiento de mercancías no nos podemos permitir perder nada y con esto me refiero a Boluda. Ha llevado el trasbordo interinsular a Tenerife y me preocupa porque aunque sea poco tráfico, si queremos ser el gran hub del Atlántico no podemos permitirnos perder nada. No nos podemos dormir en los laureles.

— ¿Les ha comunicado ya MSC los planes que tiene para OPCSA?

— Estamos muy contentos porque quieren potenciar la terminal. A largo plazo no descartamos que pueda crecer al norte y al sur, con el aumento del Reina Sofía, sobre todo si vemos que hay alianza con entre MSC y Maersk e incluso con Cosco.

— ¿Cómo está afectando al puerto la caída del ‘offshore’?

— El offshore ha tenido una burbuja especulativa que ha dejado ahora más de media flota parada. Gran parte de la burbuja desaparecerá con el tiempo porque la flota se irá achatarrando. Pero lo importante es que el sector sigue haciendo inversiones y cuando se reactive el sector vendrá a Las Palmas, sin duda. Astican acaba de realizar una gran inversión, Hidramar ha terminado su terminal, estamos a punto de dar la concesión a Zamakona y CCB para que hagan sus muelles interiores en La Esfinge y tenemos más proyectos interesantes en el cajón.

Ese parón del ‘offshore’ sí ha pasado factura, sin embargo, al puerto de Arinaga, cuyos proyectos no acaban de materializarse y sigue con una ocupación muy baja.

— Es complicado el momento del offshore, aunque Satocan nos ha trasmitido que sigue habiendo mucho interés en el proyecto con Otech. Y lo de Petrosigma también es difícil. A Arinaga le está afectando la crisis del petróleo.

— Lo del gas también puede jugar en su contra viendo lo que ha sucedido con el puerto de Granadilla con la regasificadora y el freno de Competencia (CNMC).

— Lo del gas hay que ponerlo en su justa medida. Somos una región donde no hace falta gas ciudad y hay que hacer los análisis en función de la realidad. Yo siempre critico esos megaproyectos que están empujados por sector empresarial y pagados por sector público y que no se ven en realidad. En Arinaga se quiso hacer un muelle y cuesta. Hay tráfico y movimiento económico, con actividades que están en exclusiva allí, como la chatarra y hay una concesión de depósito de granel . Es el gran espacio de la zona franca lo que está costando que arranque.

— Boluda se llevó a Santa Cruz de Tenerife el trasbordo interinsular tras no llegar a ningún acuerdo con el presidente de los estibadores de La Luz, Miguel Rodríguez, para conseguir un precio similar al que le ofrecen los portuarios del puerto vecino. La postura de Rodríguez, sin embargo, no le ha pasado factura ya que ha vuelto a ser reelegido por los suyos.

— Ellos sabrán. Yo sigo esperando después de cinco meses que exista una propuesta seria por parte de los estibadores a Boluda pero aquí nos conformamos con perder tráfico porque tenemos ahora a MSC. Estamos volviendo a cometer los errores de siempre. Un presidente de una Autoridad Portuaria está limitado pero, desde luego, no estoy a favor de esta actitud de no sentarse y tratar de buscar acuerdos. Esto es un todo, si discriminas una parte los errores se pagan. Además, hay que tener en cuenta que dos años estará Tánger Med II y eso es un problema para Algeciras, Valencia y Las Palmas. Si no somos capaces de demostrar que estamos implicados podemos volver a perderlo todo.

— El problema de la estiba sigue sin solucionarse a pesar del Real Decreto. ¿Cambiará algo en algún momento porque pese a todo la multa de Bruselas sigue sin llegar?

— La estiba sigue igual en todo el Estado. Se hizo un cierre en falso y seguimos en la misma situación. En Las Palmas no se nota tanto ahora por el alza de MSC pero el problema sigue estando ahí. Hace seis años había una deuda histórica que nadie se hacia cargo de ella, con MSC muy enfadado... Esto ha costado sangre, sudor y lágrimas reconducirlo. La Autoridad Portuaria ha puesto su granito y lo que le digo a los estibadores es que aprovechemos el empuje de MSC para convertirnos en el hub de otras compañías.

— Un problema también candente y que aparece y desaparece por momentos es el de la independencia de Lanzarote.

— Es la Cámara de Comercio de Lanzarote quien la reactiva y hay partes de la información que esconde. Es un problema que debe resolver el ministro de Fomento. La opinión de los técnicos de la Autoridad Portuaria es en contra y yo la comparto pero hay determinadas razones que no salen a la opinión pública. En el informe que se hizo se pidió opinión a empresas y usuarios del puerto y ninguno se mostró a favor de la independencia. Va en contra del sector portuario. Hay un compromiso de hacer inversiones allí y se han hecho pero hay que tener en cuenta que el puerto de Lanzarote no tiene ningún problema de agitación interna. Esto se ha dicho por la Cámara y es falso. Ahora la Cámara de Lanzarote pide que sigamos haciendo inversiones que pagamos nosotros, de los que precisamente se quieren independizar. Quiere depender de Madrid que hasta ahora no ha pagado nada. Los Mármoles, por ejemplo, lo hemos pagado nosotros por 18 millones.

— Ellos afirman que son rentables.

— Puertos del Estado autoriza inversiones en función de tu rentabilidad, lo que no se puede obligar a La Luz es que no haga inversiones en función de los criterios técnicos. El muelle de Lanzarote no llega a un 15% de ocupación. La Cámara siempre esconde estas cifras. Nosotros hemos insistido a Puertos del Estado pero no contesta y este debate debe zanjarlo ya sobre todo cuando hay ataques personales. El presidente de la Cámara de Lanzarote, José Torres vive del insularismo y las críticas sin criterios técnicos.

— ¿Echa de menos la intervención del presidente del Gobierno, Fernando Clavijo? sobre todo cuando Torres dice que hoy usted sigue en el puesto porque logró convencerlo de que no lo echara.

— Yo siempre voy a defender el interés general porque la gestión pública la entiendo así. Igual que le digo a Puertos del Estado que se pronuncie, insto al Gobierno de Canarias a dirigirse a Madrid para que lo haga. Si no entramos en un debate insularista que no conduce a nada.

— Hace casi un año que está en situación de interinidad, el reciente acercamiento del socialista Ángel Víctor Torres a Clavijo, ¿garantiza su permanencia?

— Habrá que preguntárselo al Gobierno de Canarias. Yo estoy trabajando desde el primer día con un objetivo claro y tengo claro que no voy a condicionar mi día a día en la Autoridad Portuaria en función de lo que beneficia a un determinado partido. Si algunos piensan que porque me he quedado solo voy a estar sometido a otros están equivocados. Yo siempre me baso en criterios técnicos. Mis parámetros a seguir son eficacia y eficiencia.

— ¿Sigue teniendo las maletas preparadas?

— Fui el único cargo del PSOE que quedó tras la ruptura del Gobierno y estoy en una situación de debilidad pero también una administración portuaria es diferente. Es más gestión económica.