Garamendi defiende un ajuste de las pensiones «se llame como se llame»

El presidente de la CEOE recuerda que es un compromiso ante la Unión Europea que habrá que abordar antes de que finalice este año

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

La cuestión del factor de sostenibilidad, llamdo ahora factor de equidad tras el acuerdo de la reforma de las pensiones pactado entre Gobierno y agentes sociales, se va a convertir en un caballo de batalla en los próximos meses, cuando aún no está aprobado el anteproyecto de ley que modificará las partes pactadas este lunes en materia de pensiones. Ese ajuste -que hasta ahora iba vinculado a la esperanza de vida- tiene que ser aplicado de alguna forma. Así lo ha indicado el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, quien ha defendido su aplicación «se llame como se llame».

«Para nosotros el factor de sostenibilidad era una cuestión 'sine qua non'. Se puede vender de una manera o de otra. Me da igual cómo lo llamemos, lo importante es que sea un factor de sostenibilidad y que esté en la segunda parte del acuerdo, donde el Gobierno pone que si no hay un acuerdo se compromete a aprobarlo, pero también digo que es porque Europa lo exige», ha señalado durante su intervención en un desayuno informativo organizado organizado por Club Diálogos para la Democracia con el patrocinio de Unicaja Banco.

El presidente de los empresarios ha resaltado que el pacto de pensiones tiene «mucho más valor de lo que parece» y que es «fundamental desde el punto de vista de la paz social». Empresarios, sindicatos y Gobierno firmarán este jueves el pacto, de forma solemne, en un acto en el Palacio de la Moncloa. Irá a Consejo de Ministros el próximo martes.

«Hemos seguido las recomendaciones del Pacto de Toledo y a veces nos toca negociar en 6 o 7 meses lo que otros hacen en 10 años», ha resaltado Garamendi, que ha apuntado también que tal y como están las cosas puede hacer un IPC mayor del que se está barajando que cree más problemas, pero ha dejado claro que «no puede decir que está en contra del IPC cuando lo han votado todos los partidos».

Por otro lado, ha indicado que la separación de fuentes tiene sentido, porque hoy se estaban haciendo políticas activas o de protección con pensiones que «no tenían sentido». «Europa nos dice que para que lleguen esos fondos tenemos que ir avanzando en esa reforma de las pensiones, es un tema que está ahí y es un imperativo», ha añadido.

Las declaraciones de Garamendi llegan un día después de que el comité ejecutivo de la CEOE avalara este martes el acuerdo por unanimidad. En el comunicado tras esa ratificación, la patronal quiso destacar «la permanencia en acuerdo del factor de sostenibilidad como parte fundamental del equilibrio del sistema en el medio y el largo plazo». Y defiende, en un comunicado, «su sustitución, en su caso, por otro factor que mantenga los mismos efectos en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea, y para reforzar la confianza país, como señalan las principales agencias de rating del mundo sobre esta reforma».

Con esta mención, la CEOE insiste en la necesidad de introducir algún tipo de ajuste en las nuevas pensiones, en función de las variables que la negociación determine. El del factor de equidad es una de las cuestiones que se han dejado apartadas del texto que el lunes acordaron Ejecutivo y diálogo social, para su negociación en los próximos meses, antes del 15 de noviembre.