Pendientes de los vuelos con la península

La restricción de las conexiones aéreas entre las islas y el reto del país entró en vigor la pasada medianoche en cumplimiento de la orden ministerial, sin que se haya dado a conocer aún qué compañías van a prestar el servicio de las rutas autorizadas

LORETO GUTIÉRREZ / MADRID

Las 17 conexiones aéreas de ida y vuelta diarias entre Canarias y la península autorizadas por el ministerio de Transportes tendrían que haber quedado asignadas a las líneas aéreas que van a prestar el servicio a lo largo de la tarde de ayer, para que estuvieran operativas a partir de la aplicación de la restricción de vuelos que entró en vigor la pasada medianoche. Sin embargo, aunque la secretaria general de Transportes, María José Rallo, confirmó en rueda de prensa en la Moncloa que durante la tarde se daría cuenta de qué compañías van a prestar las rutas establecidas en la orden ministerial publicada en el BOE, al cierre de esta edición la información aún no había sido publicada ni comunicada al Gobierno de Canarias.

El previsible anuncio oficial a lo largo del día de hoy, probablemente a cargo de la propia Rallo en su comparecencia diaria como miembro del comité técnico que gestiona la emergencia sanitaria, conlleva la imposibilidad de que los ciudadanos pendientes de volar sepan a qué compañía dirigirse para adquirir un billete durante las primeras horas de la restricción.

Para cumplir con la petición del presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, de limitar el transporte de pasajeros en las conexiones entre la península y el archipiélago para evitar la expansión del coronavirus, la orden ministerial establece la prohibición desde la 00.00 horas de hoy, 19 de marzo, de cualquier tipo de vuelo comercial o privado con origen en cualquier aeropuerto situado en el territorio nacional y destino cualquier aeropuerto situado en el territorio de Canarias, salvo las 17 conexiones autorizadas.

Gran Canaria estará conectada con la península por dos vuelos diarios con Madrid, dos con Barcelona, uno con Bilbao y uno con Sevilla. Desde Tenerife Norte se mantienen igualmente dos vuelos al día a Madrid, dos a Barcelona, uno a Bilbao y uno a Sevilla, además de un vuelo a Madrid desde el aeropuerto de Tenerife Sur. La isla de Fuerteventura mantiene una conexión diaria con Madrid, mientras que desde Lanzarote saldrá un vuelo al día a Madrid y uno a Barcelona. La Palma mantiene un vuelo diario a Madrid. Todos son trayectos de ida y vuelta.

Para garantizar el servicio de las conexiones permitidas, las compañías aéreas que ya tenían vuelos programados durante la duración del estado de alarma debían informar ayer al ministerio de Transportes sobre su interés en llevar a cabo los vuelos autorizados en la orden ministerial publicada en el BOE, especificando las rutas. En los casos en que más de una compañía se haya interesado por una misma ruta, la asignación debía realizarse por sorteo.

En lo que respecta a las rutas de transporte aéreo interinsular sometidas a obligación de servicio público (OSP), limitadas a un máximo de 18 vuelos diarios por sentido entre los aeropuertos de las islas, la dirección general de Transportes del Gobierno canario comunicó ayer que las conexiones se han repartido entre las compañías Binter y Canaryfly, que llegaron a un acuerdo entre ellas.

En los trayectos marítimos interinsulares el servicio lo prestarán las mismas navieras que venían cubriendo las conexiones entre islas hasta ahora, Armas y Fred Olsen -además de Biosfera y Romero entre Lanzarote y La Graciosa- pero con la mitad de frecuencias. En este caso, el Ejecutivo autónomo ha establecido el reparto.