Yolanda Díaz, María Jesús Montero, Teresa Ribera y Nadia Calviño. / R. C.

Las ministras económicas se enzarzan por el nuevo impuesto a las eléctricas

Díaz aboga por aplicarlo de forma inmediata frente a Montero, que opta por hacerlo con pausa, apoyada por Calviño y Ribera

JOSÉ MARÍA CAMARERO | MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

El debilitado estreno que ha tenido la 'excepcionalidad ibérica' con subidas en el precio de la luz desde el martes ha reabierto el debate, y la posibilidad, de que el Gobierno apruebe un nuevo impuesto para gravar los beneficios de las compañías eléctricas en un contexto marcado por nuevas alzas de precios energéticos. Su puesta en funcionamiento ha provocado tantas fricciones en el seno del Ejecutivo que las tres vicepresidentas y la ministra de Hacienda se han ido sumando a un cruce de declaraciones más o menos sibilinas, pero con un profundo calado político a pocos días de las elecciones andaluzas. Apoyos explícitos, insinuados reproches y aclaraciones tajantes sobre sus competencias. Así es como la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; la de Transición Ecológica, Teresa Ribera; la de Economía, Nadia Caviño; y María Jesús Montero, responsable de la política tributaria, han desatado la polémica.

Yolanda Díaz abogó en los últimos días por aplicar una nueva figura fiscal de forma inminente que grave la actividad de las compañías energéticas. Pero la ministra de Hacienda ha optado por valorar esta iniciativa con calma y ajustándose siempre a los «elementos técnicos» necesarios para aprobar un nuevo impuesto. Montero afirmó que «no hay polémica» en el Gobierno, aunque a renglón seguido recordó a Díaz que su departamento conoce «mejor que ningún otro ministerio los elementos técnicos» aparejados para hacerlo «en el menor plazo de tiempo posible». Pero sin prisas.

La vicepresidenta segunda del Gobierno respondía este jueves a la titular de Hacienda que «no es posible» crear un impuesto para las eléctricas a través de los Presupuestos porque no lo permite la Constitución: «Siento decirle a mi querida María Jesús que no es posible hacerlo» así.

EL CRUCE DE DECLARACIONES:

  • Yolanda Díaz - Ministra de Trabajo. «Siento decirle a mi querida María Jesúsque no es posible hacerlo a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado»

  • María Jesús Montero - Ministra de Hacienda. «Hacienda conoce mejor que ningún otro ministerio los elementos técnicos de la fórmula que mejor permita acertar en el menor plazo de tiempo»

  • Teresa Ribera - Ministra de Transición Ecológica. «Además de voluntad política, requiere de una valoración técnica. Por tanto, hay que estar más pendiente de lo que dija Montero que Díaz»

  • Nadia Calviño - Vicepresidenta económica. «En todo lo que tenga que ver con materia fiscal, meremito a lo que haya explicadola ministra de Hacienda»

También se unió a la polémica Teresa Ribera, responsable del área energética, al recordar a Yolanda Díaz que el liderazgo en materia fiscal corresponde a Hacienda: «Hay que estar más pendiente de lo que diga María Jesús Montero que de lo que diga Yolanda Díaz», afirmó. La última en dar su apoyo a la titular de Hacienda fue la vicepresidenta económica. Nadia Calviño apuntaba que «en materia fiscal, me remito a lo que haya explicado la ministra de Hacienda».

Presupuestos complicados

El gravamen a las eléctricas se encuentra en el cajón del Gobierno de coalición desde que comenzó la legislatura, con distintos momentos en los que los socios de Unidas Podemos han sacado a la palestra esta posibilidad. Aunque las negociaciones de Presupuestos no han comenzado, el partido morado ya marca sus líneas rojas al PSOE. «Igual que los Presupuestos de 2021 sirvieron para luchar contra las consecuencias de la pandemia y los de 2022 fueron los de la recuperación, esta vez deben aprobarse unos Presupuestos que sean el respaldo definitivo para las familias de nuestro país», indicó la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra. Ambos socios son conscientes de que las negociaciones serán más complicadas que las anteriores. Sin el impulso de los fondos europeos, desde Esquerra ya han avisado de que no votarán a favor.