La luz cae a su nivel más bajo en seis meses por las renovables

El precio de generación desciende hasta 85 euros/MWh apoyado, además, en el descenso en el coste del gas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Todas las circunstancias que condicionan diariamente el precio de la luz se han alineado para este miércoles registrar su nivel más bajo desde el pasado mes de octubre; mucho antes de que comenzara la guerra en Ucrania, y después de un verano tenso en los precios. El coste de generación se desplomará mañana un 24% y se situará en los 84 euros/MWh, lo que constituye un nuevo mínimo anual.

El precio máximo de la luz para este 20 de abril se dará entre las 09.00 horas y las 10.00 horas, con 148 euros/MWh, mientras que el mínimo será de apenas 6 euros/MWh y se registrará entre las 17.00 y las 18.00 horas. Además, entre las 16.00 y las 19.00 horas se darán hasta tres horas por debajo de los 10 euros/MWh.

Este abaratamiento en el precio del mercado mayorista en la última semana, donde se han registrado los valores más bajos en lo que va de 2022, se explica por dos factores: la mayor aportación de energía que están haciendo las centrales renovables, por un lado; y la reducción en la cotización del gas, por otro.

En el primer caso, las renovables representan hoy un casi un 60% de toda la producción eléctrica, y en especial las eólicas (casi un 37%), seguidas por las solares. Su mayor protagonismo hace menos necesaria la aportación de luz que llega desde los ciclos combinados de gas, cuya inyección apenas representa un 5% del total. En algunas jornadas de marzo, cuando el precio se disparó, los ciclos suponían hasta un 20% del mix eléctrico para cubrir toda la demanda. Además, se espera que con los nuevos temporales que llegan a partir de mañana, con más viento y zonas soleadas, las renovables cobren más protagonismo frente a lo que ha ocurrido los últimos meses.

En cuanto al gas, su precio en el Mibgas cotiza este martes a 64 euros/MWh, a pesar de que se ha encarecido un 17,3% con respecto a los 55 euros/MWh a que se intercambiaba ayer. Estos precios están de todas maneras muy alejados de los de en torno a 200 euros/MWh a los que llegó a escalar en marzo tras el estallido de la guerra en Ucrania.

Con respecto a hace un año, el precio medio de la electricidad para este miércoles apenas será un 8,4% más caro que los 78,58 euros/MWh del 20 de abril de 2021.

Los precios del 'pool' repercuten directamente en la tarifa regulada (PVPC), a la que están acogidos casi 11 millones de hogares en el país, y sirven de referencia para los otros 17 millones que tienen contratado su suministro en el mercado libre.

A la espera de Bruselas

Esta caída en el precio de la luz coincide con la espera de España y Portugal a que la Comisión Europea autorice la propuesta de «excepción ibérica» para limitar el precio del gas en el mercado.

Tres o cuatro semanas, a lo sumo. Ese fue el plazo con el que contaba el Gobierno para que la Comisión Europea diera luz verde al plan energético presentado por España y Portugal para limitar el precio del gas en el mercado mayorista y que ese tope se viera reflejado en el coste de la electricidad. Pero el reloj sigue avanzando y, por ahora, no ha visos de que Bruselas vaya a autorizar esa medida en los próximos días. Aunque la idea es aparentemente sencilla, la letra pequeña de este tipo de documentos sigue dando vueltas por los despachos de la capital belga, donde se toman las grandes decisiones en materia comunitaria.

El proceso necesita muchos «ajustes» normativos, indican fuentes cercanas a esa operación. Aunque se descartan «trabas», sí que hay que actualizar «aspectos técnicos» para no dejar un resquicio al gran temor que tiene la Comisión Europea: una distorsión en el mercado energético europeo. La teoría dice que las interconexiones de la Península Ibérica con el resto de Europa son mínimas, apenas un 3% del total, según los últimos datos de Red Eléctrica. Y esa autonomía eléctrica -la conocida ya como «excepción ibérica»- es la que permitiría habilitar un mercado doble: el puramente interior, para España y Portugal; y otro al que se venda la luz al resto de Europa, aunque sea poca electricidad.