El espacio inteligente en el que convivirán vehículos autónomos con otros coches, peatones y ciclistas

La zona de pruebas, ubicada en el área metropolitana de Limerick-Shannon, Irlanda, estará compuesta por 12 km de carreteras urbanas con cruces inteligentes y aparcamientos conectados

S. M. Madrid

El Future Mobility Campus Ireland (FMCI) será una zona de pruebas colaborativa compuesta por 12 kilómetros de carreteras públicas –ubicado en el área metropolitana de Limerick-Shannon, Irlanda– que ofrecerá el espacio y la capacidad para aprovechar valiosos datos de sensores, simular diferentes entornos de carretera y situaciones de tráfico, además de probar nuevas tecnologías. Un espacio urbano inteligente creado por Jaguar Land Rover, asociado con compañías internacionales de software, movilidad y telecomunicaciones, que permitirá realizar pruebas de tecnologías conectadas en situaciones reales donde vehículos autónomos compartan las calles con coches convencionales, peatones y ciclistas.

Gracias a esta zona de pruebas, progresarán las investigaciones del fabricante automovilístico sobre movilidad compartida y vehículos autónomos, conectados y electrificados, que dejan patente el compromiso de la compañía por crear una sociedad más segura y saludable con tecnología vanguardista.

Concretamente, este espacio con condiciones reales incluirá sensores por todo el espacio, sistemas de ubicación de alta precisión, un centro de control y gestión de datos, y prototipos de vehículos autónomos. Además, contará con cruces inteligentes, aparcamientos autónomos, puntos de carga de vehículos eléctricos, salidas a un tramo de 450 km de autovía conectada y una ruta gestionada de tráfico para vehículos aéreos no tripulados (UAV) desde el aeropuerto que recorrerá el estuario de Shannon (Irlanda).

John Cormican, gerente general de Jaguar Land Rover en Shannon (Irlanda), declaró: «Esta colaboración con el FMCI nos permite disponer de un espacio con condiciones reales para probar nuestra tecnología de movilidad compartida y vehículos autónomos, conectados y electrificados en una ubicación estratégica. Al trabajar mano a mano con compañías de software de primer nivel, seremos más eficientes a la hora de desarrollar nuestros sistemas futuros».

Por su parte, Russell Vickers, CEO del FMCI, añadió: «Este espacio urbano inteligente supone una gran oportunidad para que compañías internacionales puedan trabajar juntas y desarrollar tecnologías punteras, desde vehículos autónomos hasta infraestructura conectada. La zona de pruebas destaca por ofrecer condiciones reales, lo que puede ayudar a resolver de forma colaborativa y eficiente algunas de las cuestiones que se plantean sobre el futuro de la movilidad».