Jerome Powell, presidente de la Fed. / federal reserve

El Ibex se congela ante la tensión geopolítica y las dudas por la Fed

La Bolsa española se descuelga de las subidas en Europa y Wall Street a la espera de conocer la decisión de tipos en EE UU

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

La Bolsa española se descolgó ayer del intento de remontada final en Europa y Wall Street, a la espera de conocer la decisión de tipos de la Reserva Federal (Fed), que se publica con los mercados europeos ya cerrados y con el rebrote de la tensión geopolítica entre Rusia y Ucrania.

El selectivo perdió un 0,01% y cerró en los 7.872,2 puntos, con Telefónica (-3,08%), IAG (-2,39%), Grifols (-2,29%), Meliá (-2,23%) y Santander (-2,1%) a la cabeza de los descensos. En el terreno positivo, destacaron las subidas de Acciona Energía (+2,77%), Acciona (+1,96%), Cellnex (+1,92%), Indra (+1,61%) y Endesa (+1,45%).

La gran duda de los inversores es si la institución decidirá una subida de los tipos de interés 75 puntos básicos o, como apuntan algunas voces en los últimos días, se atreverá a acometer un alza histórica de 100 puntos básicos.

Sin embargo, los inversores empiezan a mirar más allá y la principal preocupación es la incertidumbre en torno hasta dónde tienen que llegar los tipos para cumplir su gran objetivo: el freno de la inflación. Es decir, más allá de la propia subida de los tipos de interés, el mercado permanecerá especialmente atento al denominado diagrama de puntos, en el que los miembros del consejo de la Fed dibujan sus expectativas para los tipos oficiales.

Las perspectivas van cambiando prácticamente por semanas. A finales de agosto, el mercado descontaba que el pico de los tipos de interés se daría en marzo de 2023 en el 3,98%. Ahora, esa expectativa se sitúa en el 4,48%. Y es que el presidente de la Fed, Jerome Powell, lleva tiempo dejando claro que se necesita ver un «patrón consistente» con la caída de la inflación antes de levantar el pie del acelerador.

«Dada la incertidumbre sobre el nivel del tipo de interés neutro no observado, los responsables políticos han dejado claro que quieren ver la inflación en una senda descendente sostenida, lo que yo interpreto como al menos varios meses de caída de la inflación subyacente», estiman desde la gestora PIMCO.

Los inversores también están muy pendientes del mercado de deuda, donde la rentabilidad de los bonos ha vuelto a dispararse en los últimos días ante esa expectativa de mayores subidas de tipos, alcanzando máximos de más de una década en el caso del bono estadounidense. En concreto, su rentabilidad (que se mueve de manera inversa al precio) se mantiene en el 3,5%, a pesar del ligero descenso del miércoles. La del bono español a diez años también sigue por encima del 3%, máximos desde 2014.

En el mercado de materias primas, el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, pasó de repuntar un 3% cotizando sobre los 93 dólares a despedir la sesión rondando los 90 dólares. Por su parte, el West Texas estadounidense cedió de los 86 a los 83,11 dólares.

Temas

Bolsa, IPC