Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 24 de junio
Paneles de la Bolsa de Madrid EFE
El Ibex-35 sufre su mayor caída desde junio y vuelve a niveles de mayo

El Ibex-35 sufre su mayor caída desde junio y vuelve a niveles de mayo

Pocos son los valores del selectivo que se salvan de las pérdidas y, entre los que más caen, se colocan los del sector turístico y los financieros

Lunes, 21 de septiembre 2020, 08:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El miedo ante el nuevo repunte de la pandemia en toda Europa y el temor a nuevos confinamientos, sean totales –como ha advertido el Gobierno británico–, sean selectivos –como se están aplicando en Madrid, no sin protestas y con dudas de que sea efectivo–, volvió a hundir a las Bolsas.

El Ibex-35 sufrió un recorte del 3,43%, para dar un último cambio en los 6.692,3 puntos. La de este lunes compara con la jornada del 24 de junio, cuando bajó un 3,27%, y es la peor sesión desde el 11 de junio, cuando perdió algo más de un 5%. Además, el retroceso llevó al índice a niveles que no veía desde el 22 de mayo, el último día que se movió por debajo de los 6.700 puntos.

«Los inversores tienen todavía muy frescos en la memoria los estragos que causaron en la economía las limitaciones de movimiento impuestos la pasada primavera, y el grado de nerviosismo del mercado aumenta ahora exponencialmente», valora Aitor Méndez, analista de IG, quien, además, recuerda que en las sesiones posteriores a los vencimientos de derivados sobre índices y acciones -los últimos tuvieron lugar el viernes- suele haber caídas bursátiles. Ya en la última sesión de la semana pasada el selectivo español se había dejado un 2,20%.

Javier Molina, portavoz de eToro en España, advierte de la 'tormenta perfecta' que se cierne sobre el selectivo con el cúmulo de factores que enumera: la falta de interés general en el mercado doméstico, unos sectores dominantes en el índice que están muy castigados o el 'moméntum' (ese concepto inversor tan etéreo y que habla del sentimiento, en general, que rodea a los mercados) negativo.

En cuanto a los sectores débiles, este lunes volvió a destacar el turístico, con un importante desplome en el caso de IAG, que se dejó un 12,67%. Además, Amadeus retrocedió un 7,71%, y Meliá, un 6,22%. Algo mejor cerró Aena, que se dejó un 5,12%.

También la banca contribuyó con sus fuertes descensos a la caída generalizada del selectivo español. Así, BBVA y Santander bajaron más de un 6% y el Sabadell corrigió un 5,95%.

Por razones propias, y también ajenas. El sector financiero global no tuvo un buen día después de las revelaciones de las investigaciones de un consorcio de periodistas que acusan a gigantes bancarios como HSBC, Deutsche Bank o ING de haber permitido el blanqueo de capitales a gran escala.

Entre los más bajistas, también ACS, que se hundió un 10%, coincidiendo con la demanda presentada en el último mes por un grupo de accionistas de Cimic, su filial en Australia por el desarrollo de su negocio en Oriente Medio.

Mal día, por tanto, para el estreno de PharmaMar en el selectivo a cambio de Ence. La farmacéutica cerró su primer día en el Ibex-35 con un retroceso del 5,01%.

Entre los valores cíclicos a la baja, el peor fue ArcelorMittal: cayó un 8,25%.

En verde, únicamente, Viscofán, que sumó un 0,79%. Y, entre los mejores pero ya en rojo, Iberdrola (-0,38%) fue el único que bajó menos de un punto porcentual.

Pero el resto de Europa no se vio a salvo de unas pérdidas gruesas. De hecho, el Dax alemán fue el peor de todos, con descensos de más de un 4%. Mientras que el Ftse 100 británico, el Cac 40 francés y el Ftse Mib de Milán se dejaron más de un 3%. El Eurostoxx 50, el índice paneuropeo, perdió un 3,74%.

Y, además, las caídas también alcanzaron a Wall Street. Al término de la sesión europea, el Dow Jones y el S&P 500 bajaban más de un 2% y el Nasdaq, alrededor de un 1,25%.

Mobeen Tahir, directora asociada del equipo de análisis de Wisdom Tree, explica que hay una creciente sensación entre los inversores de que se está produciendo una corrección en las Bolsas, especialmente en las acciones tecnológicas estadounidenses, que registraron un severo descenso en la primera quincena de septiembre. «Tal sentimiento puede exacerbar la liquidación en periodos cortos», asegura Tahir quien, además, avisa: «La volatilidad puede persistir durante las próximas semanas debido a una combinación de ventas tácticas adicionales, incertidumbre en torno a las próximas elecciones estadounidenses y crecientes temores en torno al aumento de las infecciones por coronavirus». Aunque también da claves respecto a lo que podría poner coto a las ventas: un estímulo fiscal adicional en Estados Unidos, pasos adelante positivos respecto al Brexit o avances alentadores en el frente de las vacunas.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se amplió un 2%, hasta los 78 puntos básicos. El viernes tras el cierre de los mercados, tanto Moody's como Standard & Poor's mantuvieron la calificación de la deuda española. Pero la segunda agencia revisó a negativa su perspectiva, lo que supone un aviso sobre un eventual futuro recorte de 'rating'. Los analistas de Bankinter prevén un impacto negativo de la noticia tanto para los bonos soberanos como para la deuda corporativa española. Aunque la subida de la prima de riesgo de España convivió con una bajada de la rentabilidad del bono español desde el 0,28% hasta el 0,25%.

Por caer, cayó, y mucho, hasta el petróleo: el barril de Brent se dejaba un 4,7%, hasta los 41,15 dólares, tanto por cuestiones de demanda –caída por confinamiento–, como de oferta –regreso de las exportaciones libias–.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios