Panel de la Bolsa de Madrid / EFE

El Ibex-35 termina plano y frustra la conquista de los 8.000

Repsol encabeza las ganancias del selectivo, con subidas de más de un 7%

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ibex-35 comenzaba la sesión con subidas que llegaron a acercarse al punto porcentual, lo que le llevaba a conquistar con holgura la cota de los 8.000 puntos. Pero a última hora de la mañana el índice comenzó a dudar y al final se le escapó esa psicológica cota que no veía desde marzo, desde antes de la declaración del primer estado de alarma para contener al virus. Al cierre, el selectivo se anotaba apenas un 0,04%, para dar un último cambio en los 7.981,2 puntos. Fue un cierre plano un poco frustrante.

El selectivo puede estar sufriendo un cierto mal de altura: en lo que llevamos de mes de noviembre gana más de un 20%, la semana pasada la cerró con ganancias de un 2,5% y la semana previa registró un ascenso del 13,3%. Pero es que este lunes, al igual que los dos anteriores, las Bolsas contaban con buenas noticias sobre el coronavirus: por la mañana AstraZeneca y la Universidad de Oxford informaban que su vacuna tiene una eficacia de entre el 62% y el 90% según la cantidad de dosis aplicadas. Fue lo que espoleó a los mercados por la mañana. Esa nueva profilaxis se une a la anunciada por Pfizer hace dos semanas y a la comunicada por Moderna el lunes pasado, ambas con una eficacia de más del 90%.

En el selectivo español, Repsol encabezó las ganancias, con una revalorización del 7,85%. A continuación se colocaron, como ocurre siempre que hay buenas noticias sobre la vacuna, valores del sector turístico: Meliá avanzó un 5,89%, mientras que IAG se anotó un 5,60%. Después, ACS y ArceloMittal, que ganaron un 3,50% y un 3,30%, respectivamente.

Entre los valores al alza, también destacaron los títulos del sector financiero. Así, Bankia y CaixaBank sumaron alrededor de un 1,2%, BBVA se anotó un 0,86% y Santander, un 0,77%.

En rojo, Solaria fue el peor, con un descenso del 3,94%. A continuación se colocó Telefónica, que bajó un 3,79%. PharmaMar, Grifols y Acciona bajaron más de un 2%.

Javier Molina, portavoz de eToro en España, destaca los 8.000 y los 8.050 puntos como zonas clave que el Ibex-35 tiene que superar para a continuación ir a atacar los 8.400 puntos como primer objetivo y los 9.000 puntos posteriormente. El selectivo se enfrenta a una dura resistencia. El indicador lleva media docena de jornadas sin salir de los 7.900 puntos: ni los pierde ni alcanza los 8.000.

Los analistas de Bankinter consideran que el mercado continuará avanzando durante las últimas semanas de 2020, «aunque ocasionalmente pueda hacerlo de manera irregular». Los expertos del banco consideran que los riesgos «se mueven a la baja» y que existe una «probabilidad cada vez más elevada de que siga mejorando el tono del flujo de noticias» respecto a los principales temas que hay sobre la mesa, como la política americana, la vacuna, el Brexit y los beneficios empresariales. Algunos motivos para posibles repuntes de la volatilidad pueden ser el aumento de los rebrotes y las dudas en los tiempos de introducción del segundo paquete fiscal en Estados Unidos.

El grueso de los índices del Viejo Continente cerraron con pérdidas, pero éstas fueron, en general, pequeñas. Así, el Ftse 100 británico fue el peor, con un recorte del 0,31%. Mientras, el Dax alemán se dejó un 0,08%, casi lo mismo que el Cac 40 francés. Y el Ftse Mib de Milán se dejó apenas un 0,02%.

Al Viejo Continente le afectó el índice PMI compuesto de la eurozona, que bajó en noviembre hasta los 45,1 puntos, frente a los 50 puntos de octubre, cota que marca la frontera entre la expansión y la contracción económica.

En Wall Street, comportamiento mixto al cierre de la sesión europea. Así, el Dow Jones sumaba alrededor de un 0,5%, mientras que el S&P 500 se mantenía prácticamente plano y el Nasdaq se dejaba un 0,25%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se amplió levemente, hasta rebasar los 65 puntos básicos. El euro, por su parte, cedía un 0,34% frente al billete verde, hasta situarse el tipo de cambio en 1,1825 unidades.

En el mercado de materias primas, subidas. El barril de Brent, de referencia en Europa, sumaba un 2% al cierre de la sesión europea, hasta los 45,87 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 1,25%, hasta rozar los 43 dólares.

El oro, sin embargo, caía con mucha fuerza: al cierre de la sesión se dejaba un 2,16%, hasta los 1.832 dólares la onza.