El Ibex sortea el castigo a la banca y sube un 5% en la semana

El selectivo digiere la nueva subida de tipos de interés y la ola de resultados empresariales por encima de los 7.900 puntos

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Buen comportamiento de la Bolsa española en una semana plagada de referencias que sin duda marcarán el devenir de los mercados en las próximas sesiones. Tras una apertura marcadamente bajista, el Ibex-35 logró reducir al mínimo sus pérdidas al cierre (-0,06%) para despedir la jornada en 7.916 puntos.

Todo un logro teniendo en cuenta los numerosos retos a los que los inversores se han enfrentado estos días, desde la subida de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) hasta la avalancha de resultados empresariales a ambos lados del Atlántico, pasando por unos datos macro que siguen sin dejar claro cómo evolucionará la economía de aquí a final de año.

La Bolsa española termina estas jornadas 'de locos' con una revalorización de casi el 5%, su mejor saldo semanal desde mayo. Y todo pese al lastre que ha supuesto el sector bancario para el selectivo, protagonista absoluto del mercado en plena ronda de presentación de resultados de las entidades.

CaixaBank y BBVA han sido las últimas en rendir cuentas al mercado. Y la primera lideró las caídas del Ibex este viernes, con una fuerte pérdida del 7,03%. Por su parte, BBVA cedió un 0,23%. Pero el color rojo ha sido generalizado, aunque contenido, dentro del sector desde que Bankinter presentase sus cuentas el pasado día 20. Desde esa jornada, solo BBVA acumula cierta revalorización.

Pese a ello, la apertura alcista de Wall Street y un mejor dato de PIB de lo esperado en Alemania permitieron al Ibex compensar esa presión bajista. También se benefició del impulso de Mapfre, el valor más alcista de la jornada, con un avance del 3,71%, tras informar sobre sus cuentas hasta septiembre y anunciar un dividendo de 0,06 euros brutos.

Mientras, en el mercado de materias primas, el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, caída más de un 1% hasta los 93 dólares, mientras que el West Texas estadounidense ronda los 87 dólares. En divisas, el euro sigue por debajo de la paridad con el dólar pese a la subida de tipos del BCE, con el cruce entre ambas monedas en 0,9973 dólares.