El euro recibe a Meloni con más caídas y las bolsas a la baja

El Banco de Inglaterra no descarta intervenir la libra esterlina tras el desplome sufrido por el plan millonario de rebaja de impuestos de Reino Unido

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

La primera reacción de los mercados a la victoria de Giorgia Meloni, quien será la primera ministra de Italia tras el triunfo de su partido, Hermanos de Italia, se ha saldado con todos los inversores de Europa temblando, excepto los que apuestan por el mercado italiano. La Bolsa del país transalpino ha sido la única que ha cerrado este lunes de resaca electoral en positivo al avanzar un 0,67%. Muy al contrario que el resto de plazas, donde las pérdidas se han acumulado, sobre todo en el caso del Ibex-35, que se ha dejado casi un 1%, hasta cerrar en los 7.508 puntos. En cuanto al resto de plazas europeas, Londres ha avanzado un 0,03%, París ha cedido un 0,24% y Fráncfort ha perdido un 0,46%.

Las mayores caídas del Ibex las han presentado Colonial (-3,71%), Solaria (-3,09%), Mapfre (-2,72%), Telefónica (-2,62%), Merlin (-2,46%) y Sabadell (-2,42%).En el terreno positivo solo se han colocado al cierre de la sesión Fluidra (+3,12%), Sacyr (+2,22%), Grifols (+0,65%), Indra (+0,38%), Amadeus (+0,3%), IAG (+0,27%) y Aena (+0,23%).

Los inversores han vuelto a especular contra el euro, la divisa comunitaria que ya se encontraba muy debilitada en las últimas jornadas tras la subida de tipos de Estados Unidos y la reacción más tibia del Banco Central Europeo (BCE). El euro cotiza se ha situado finalmente en un cambio a 0,96 dólares, lo que supone un descenso adicional del 0,5%.

El euro y el dólar han roto la paridad que alcanzaron este verano, cuando la divisa comunitaria se desplomó por el encarecimiento de los tipos de interés en Estados Unidos, que ya se encuentran claramente en el rango de entre el 2% y el 3%, frente al 1,25% de la zona euro. La llegada de Meloni al poder aviva los temores ante una posible fractura del bloque comunitario en contingencias como la de Rusia o un posible cambio de las políticas europeas inspiradas en el partido de la extrema derecha italiana, también apoyados por los últimos triunfos en Suecia.

Pero lo peor de los mercados sigue viviéndose hoy en la plaza londinense. La libra esterlina ha caído este lunes a su nivel más bajo frente al dólar ante el temor de una profunda recesión en Reino Unido. El batacazo continúa las pérdidas acumuladas el pasado viernes, cuando el gobierno británico presentó un plan millonario de rebaja de impuestos, pero al mismo tiempo de incremento del gasto público, que puede poner contra las cuerdas las finanzas, el déficit y la deuda del país.

La tensión es de tal calibre que el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, ha emitido un comunicado extraordinario este lunes en el que ha indicado que la autoridad que preside «no dudará en cambiar los tipos de interés tanto como sea necesario para devolver la inflación al objetivo del 2% sostenible a medio plazo».Bailey ha indicado que el papel de la política monetaria es asegurarse de que la demanda no excede a la oferta de forma que provoque una mayor inflación a medio plazo. No obstante, el banquero central ha descartado una intervención de emergencia.

El precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en 85,5 dólares, con un descenso del 0,7%, mientras que el Texas se colocaba en los 78,22 dólares, tras caer un 0,66%.

En el caso del mercado de deuda, Italia sí está sufriendo la victoria de Meloni. El coste del bono del país a 10 años se dispara un 2,5% hasta el 4,4%. Su prima de riesgo despunta hasta los 230 puntos básicos con respecto al bono de referencia, el alemán. Los inversores temen que la implantación de medidas populistas aumente la deuda italiana y el déficit, hasta niveles que sean insostenibles mas aún en un contexto de agresivas subidas de interés por parte de los bancos centrales. En el caso de la española, la prima de riesgo se ha situado en los 111 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 3,274%.