Factura de la luz. / R. C. / EP

La luz, en récord histórico, anticipa un fin de año con los precios desbocados

El Gobierno mantendrá algunas rebajas fiscales en 2022 y calcula que cumplirá la promesa de tener el mismo recibo medio que en 2018

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

La electricidad vivirá este miércoles la jornada con los precios más caros de la historia al alcanzar el coste de generación los 291 euros/MWh, todo un récord que el sistema no había visto hasta ahora, a pesar de los continuos máximos registrados en este año de crisis energética. El récord anterior se encontraba en 288 euros/MWh que había marcado el 8 de octubre, en la que ya era una referencia elevada, según OMIE.

Para este miércoles, habrá franjas en las que los usuarios acogidos al mercado regulado (unos 10,5 millones de hogares) pagarán hasta 32 céntimos de euro/kwh –sin incluir impuestos ni parte fija– a las 21.00 horas. Y el coste más barato no bajará de los 26 céntimos/kwh de noche.

Los precios de la luz vuelven a desbocarse justo cuando apenas resta medio mes para que acabe un año con los costes más elevados de toda la historia. Por ahora, no hay atisbo de que el mercado eléctrico pueda calmarse en estos días previos a la Navidad. Los futuros energéticos –el mercado en el que se negocian estos costes– anticipa un coste medio de 282 euros/MWh para la próxima semana. Acumulará así prácticamente un mes y medio –desde mediados de noviembre– por encima de la barrera de los 200 euros/MWh–, tensionando el recibo incluso más que en los peores momentos del verano o del mes de octubre.

A pesar de este nuevo repunte, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, insistió ayer que «sin ninguna lugar a dudas», a finales de año «el conjunto de hogares pagará en promedio lo mismo que pagó en 2018». La estimación que ha realizado el Ejecutivo se basa previsiblemente en el coste medio del kwh para todos los consumidores: tanto los del mercado regulado (unos 10,5 millones de hogares), que sí verían incrementada su factura frente a la de hace treas años;como los del mercado libre (otros 16 millones de domésticos), que también se han beneficiado de la rebaja del IVA, el Impuesto Eléctrico o los cargos fijos, como los de los contratos regulados. La clave estará en los datos finales que ofrezca Eurostat. La oficina estadística de la UE ya fijó en los 19 céntimos/kwh el precio medio que los hogares españoles (regulados y libres) pagaron hace tres años en sus recibos, incluyendo impuestos y otros costes.

Sin embargo, la crisis energética no finalizará el 31 de diciembre, cuando vence el plazo de la promesa que hizo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La propia Ribera viene anticipando que la escalada de precios continuará al menos en el primer trimestre de 2022. Por eso, ayer insistió en que el Ejecutivo ya trabaja en un nuevo paquete de medidas para amortiguar el impacto de la subida de la luz.

La vicepresidenta no ha aclarado si se prorrogarán o no las mismas rebajas del IVA (del 10% actualmente), del Impuesto Eléctrico (0,5%). Se actuará sobre esos mismos impuestos rebajados hasta ahora, pero los porcentajes de esas reducciones se adecuarán a la evolución del precio prevista para 2022. A este respecto, Ribera indicó que «no necesariamente» tiene que mantenerse la prórroga de las mismas medidas», aprobadas para este último cuatrimestre «cuando ha absorbido la totalidad del crecimiento de la luz de un año completo».

Mucho gas, menos renovables

El récord de este miércoles se explica fundamentalmente por la subida experimentada en las últimas horas por el coste del gas en los mercados internacionales. La materia prima que sirve para que las centrales de ciclos combinados aporten la electricidad necesaria para completar la demanda de luz se encuentra cotizando por encima de los 120 euros/MWh, y esa realidad desvanece cualquier posibilidad de bajada de precios de la luz por muchas renovables que se encuentren activadas en estos días.

A la vez, la menor producción de renovables, frente a las cotas alcanzadas la semana pasada, también explican estas subidas de precios. Ayer aportaron un 53% al 'mix'. Al no poder cubrir las necesidades del sistema con estas tecnologías, es necesaria la entrada de más ciclos combinados de gas, con el consiguiente alza de precios. Solo ayer, los ciclos inyectaron un 19% del total.