La vicepresidenta, Teresa Ribera, hoy tras el Consejo de Ministros. / EFE

El Gobierno aprueba el PERTE de las renovables por 16.000 millones

El programa, financiado con fondos europeos, impulsará proyectos de hidrógeno verde y almacenamiento, entre otras iniciativas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

El Consejo de Ministros ha aprobado un nuevo PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica), el dedicado a las Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento. Se denominará ERHA y servirá para desarrollar tecnología, conocimiento, capacidades industriales y nuevos modelos de negocio que refuercen la posición del liderazgo del país en el campo de las energías limpias.

En concreto, este programa, financiado con fondos europeos, supondrán una movilización de inversiones de inversión total superior a 16.300 millones de euros para construir una transición energética «maximizando las oportunidades económicas, industriales, laborales, de innovación y de implicación de la ciudadanía y las pymes», según señala el Ministerio para la Transición Ecológica. El departamento dirigido por la vicepresidenta Teresa Ribera prevé que este plan pueda crear más de 280.000 puestos de trabajo entre directos, indirectos e inducidos en el resto de la economía.

El grueso de las líneas de ayuda y actuaciones de apoyo del PERTE ERHA estarán disponibles entre 2022 y 2023, y los proyectos beneficiarios se ejecutarán hasta 2026. Algunos de los programas ya están en marcha: acaban de superar la fase de información pública cuatro convocatorias dotadas con más de 500 millones en conjunto para el impulso a la cadena de valor del hidrógeno renovable, proyectos pioneros de hidrógeno renovable, proyectos de I+D en almacenamiento energético y proyectos piloto para comunidades energéticas.

El hidrógeno es un vector energético clave para alcanzar un futuro energético limpio, seguro y asequible, porque permite descarbonizar sectores donde es complejo introducir soluciones sostenibles, como el transporte pesado, la siderurgia, el cemento, la industria química… España ya cuenta con una Hoja de ruta del hidrógeno renovable que establece, entre otros, el objetivo de alcanzar 4 GW de capacidad de producción en 2030, un 10% del total de la UE.

El Componente 7 del PRTR, despliegue e integración de energías renovables, tiene como finalidad impulsar de manera integral la cadena de valor y de conocimiento de las energías renovables, contemplando todo su ciclo de vida, con especial atención a las energías marinas. El monto de las ayudas a este capítulo asciende a 765 millones, que permitirán canalizar otros 1.600 millones privados.

El Componente 8 del PRTR se dedica a infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes y despliegue de la flexibilidad y el almacenamiento, elementos clave para conseguir un modelo energético descarbonizado, descentralizado, democratizado y digitalizado. El PERTE ERHA establece 620 millones de apoyo, capaz de movilizar otros 990 millones privados.