c7

La luz marca este jueves su precio más bajo desde que empezó la guerra

Por franjas horarias, el precio máximo para este jueves se registrará entre las 20:00 y las 21:00

EFE Madrid

El precio de la electricidad en el mercado mayorista ha caído este jueves cerca de un 18 % hasta alcanzar 217,13 euros el megavatio hora (MWh), su precio más bajo desde el pasado 24 de febrero, que comenzó la invasión rusa de Ucrania.

Tras esta subida, el precio de la luz multiplica por más de seis el importe que marcó hace justo un año (32,77 euros), y se sitúa un 6 % por encima respecto al precio que se alcanzó cuando comenzó la guerra en Ucrania.

Sin embargo, la electricidad se sitúa un 60 % por debajo del récord de 544,98 euros/MWh registrado el pasado 8 de marzo.

Por franjas horarias, el precio máximo para este jueves se registrará entre las 20:00 y las 21:00, con 295,92 euros/MWh, mientras que el mínimo será de 184,49 euros/MWh entre las 3:00 y las 5:00 de la mañana.

En los 17 primeros días de marzo, el precio de la electricidad se sitúa de media en 325,38 euros/MWh, un 36 % más elevado que el valor de diciembre, el mes más caro de la historia con 239,22 euros/MWh, y casi triplica el precio medio de 2021 (111,4 euros/MWh), el más alto desde que hay registros.

Los precios del mercado mayorista repercuten directamente en la tarifa regulada o PVPC, a la que están acogidos casi 11 millones de consumidores en España, y sirven de referencia para los otros 17 millones que contratan su suministro en el mercado libre.

Para amortiguar el impacto que el encarecimiento de la electricidad está teniendo en los consumidores, el Gobierno ha prorrogado la rebaja fiscal sobre los impuestos que gravan el recibo de la luz hasta el próximo 30 de junio.

El conflicto militar entre Rusia y Ucrania podría provocar en las próximas semanas un encarecimiento aún mayor de los precios de la energía, especialmente en el caso del gas, debido al riesgo de que las importaciones rusas hacia Europa se vean frenadas por las sanciones impuestas por la Unión Europea.

La semana pasada, la Comisión Europea presentó un paquete de medidas para reducir su dependencia energética de Rusia y diversificar las fuentes de suministro, y ha abierto la puerta por primera vez a intervenir los mercados energéticos «temporalmente» para limitar el contagio automático de la carestía del gas al precio de la electricidad.