Los sindicatos ven irregularidades en las oposiciones de Correos

01/06/2020

UGT y CC OO aseguran que hay «centenares» de afectados por el «caos» del proceso para cubrir 4.000 plazas fijas en el servicio público. Estiman en 6.000 las reclamaciones pendientes

ETIQUETAS:

CC OO y UGT, sindicatos mayoritarios de Correos, denunciaron el pasado 8 de mayo un posible «fraude por injerencias» de los altos directivos de Correos, entre ellos el propio presidente de la compañía, Juan Manuel Serrano, en el órgano de selección de la oposición de 4.005 empleos fijos en la que se inscribieron 160.000 aspirantes, que pagaron las correspondientes tasas, y a la que finalmente se presentaron 120.000 personas.

Ambos sindicatos hicieron públicas las injerencias producidas en relacionadas con la nota de corte, determinante para pasar a la fase de méritos. «En una decisión sin precedentes, y sin explicación aparente, se decidió modificar dicha nota una vez validada» por el propio órgano de selección, conformado paritariamente por representantes de la empresa y de los trabajadores/as y dotado de total independencia respecto a la autonomía de sus deliberaciones», recuerdan los sindicatos. Tras consensuar la nota de corte con mayoría de votos, los representantes de la empresa «procedieron a invalidar la decisión y se llevó a cabo la alteración de dicha nota de modo unilateral con el voto contrario de todos los representantes de los trabajadores/as», narra la nota de UGT y CC OO..

Tras la nueva reunión de dicho órgano, celebrada el lunes 25 de mayo, los sindicatos denuncian nuevamente «el secuestro del mismo por parte de la alta dirección de Correos». En este sentido, los representantes de la empresa han propuesto que la gestión de las más de 6.000 reclamaciones salgan del órgano de selección, y pasen a ser evaluadas por diferentes departamentos de la estructura directiva, iniciativa «sin precedentes y que está dejando al descubierto la total falta de independencia y la utilización del único órgano capaz de garantizar la imparcialidad del proceso», a juicio de los sindicatos.

UGT y CC OO denuncian que «todo ello está dificultando la clarificación y resolución de las más de 6.000 reclamaciones, con irregularidades manifiestas que pueden retrasar la incorporación de los 4.005 empleos fijos, comprometidos por la empresa para el 1 de julio». Según una nota remitida por los sindicatos, «ya hay cientos de damnificados por el pucherazo en la fijación del número de preguntas para aprobar, que están esperando a demandar al presidente y sus directivos cercanos por daños a sus derechos subjetivos para acceder al empleo público que debe regirse por el principio de igualdad».