Los precios de los alojamientos se disparan en Canarias

La escasez de alojamientos turísticos y la alta demanda de la población local provocó que los servicios de alojamiento se encarecieran en mayo un 24% en Canarias en términos interanuales, según los datos del INE que analizan la evolución del IPC.

José Miguel Pérez
JOSÉ MIGUEL PÉREZ

Los precios de los escasos establecimientos turísticos que abrieron en mayo se dispararon en Canarias: los servicios de alojamiento subieron en concreto un 23,7% respecto al mismo mes del pasado año, según refleja la estadística del INE sobre la evolución del índice de precios al consumo (IPC). Un repunte que casi duplica el 13,7% de repunte que se registró en abril.

Esta importantísima inflación turística se explica en la alta demanda de turismo local que están absorbiendo los pocos establecimientos turísticos (sobre todo alquiler vacacional, casas rurales y complejos extrahoteleros) que decidieron abrir sus puertas en este quinto mes del año, después de que Canarias y el resto de España entrara en la fase uno de la desescalada.

Una subida de precios turísticos que está recayendo sobre los propios canarios, ya que las restricciones de movilidad aérea para frenar la Covid-19 han impedido la llegada de turistas peninsulares y extranjeros.

El repunte de casi el 24% de los precios de los servicios de alojamientos en el archipiélago contrasta con el mínimo 3,3% de repunte registrado en el conjunto de España.

Los precios de turismo y hostelería se elevaron además, en su conjunto, un 2,6% en el archipiélago en términos interanuales, 9 décimas más que en abril.

Los precios, en general, solo suben en Canarias.

Canarias es la única comunidad autónoma donde los precios se resisten a bajar. La tasa anual del índice de precios al consumo (IPC) disminuyó en mayo en todas las comunidades autónomas en mayo respecto a abril, excepto en Canarias, donde se repitió la subida de un 0,4% interanual, la misma que se registró en abril respecto al mismo mes de 2019.

Ni siquiera el desplome de los carburantes logró rebajar la inflación en las islas: electricidad, gas y otros combustibles bajaron nada más y nada menos que un 14,4% en mayo.

Al igual que sucedió en abril, la subida global del IPC interanual se explica en el archipiélago en buena medida en el encarecimiento sostenido de los alimentos, cuyos precios subieron un 3,1% en mayo respecto al mismo mes de 2019, exactamente el mismo incremento que en abril.

Los alimentos sin elaboración (frescos) se encarecieron un 4,5%,tres décimas más que en abril. Eso sí, algo por debajo del 5,4% nacional.

Y los alimentos elaborados subieron otro 2,3% en las islas.

El precio de la fruta fresca subió un 10,2%; el de las papas y sus preparados otro 9,5%; y el de otras carnes, un 9,4%. También fueron importantes las subidas de precios en la carne de porcino (+4,4%) y algo menos la de vacuno (+2,1%).

En general, el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas se incrementó un 3% en mayo en Canarias, una décima más de lo que lo que ya lo hicieron en abril, (+2,9%).

También destacó, dentro de los grandes grupos, el repunte del 2,9% del índice de precios de restaurantes y hoteles, que un mes antes se había elevado también, pero de forma más moderada (+2%). Importantes fueron importantes las subidas interanuales de bebidas alcohólicas y tabaco (2,2%), las de otros bienes y servicios (+1,7%), y ya, de forma más moderada, en el vestido y calzado (+0,9%).

Sí cayeron los precios en el capítulo de la vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-3,8%), y transporte -1,3% .

El IPC, en términos generales, ni subió ni bajó respecto a abril, por lo que la variación en lo que va de año se mantiene en un -0,3%.

Además, el índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos ( inflación subyacente) sí registró una subida de un 1,2%, repitiendo el valor registrado en abril. A nivel estatal esta tasa alcanza el 1,1%.