Imagen de El Corte Inglés en Las Palmas de Gran Canaria. / gerardo ojeda / cober servicios audiovisuales

Largas colas en el arranque tradicional de las rebajas en Canarias

Tanto en los centro comerciales como en las áreas de compras al aire libre, sobre todo en las islas capitalinas

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Colas desde las 9.45 horas este viernesen las puertas de El Corte Inglés en Mesa y López en el primer día de rebajas. La misma escena se repite en otras áreas comerciales de las islas. Una vez dentro de los centro comerciales o comercios en áreas al aire libre, las filas se trasladaron a las cajas de pago, a los probadores y a los puntos de devolución. Entre los más madrugadores, algunos admiten haberse confundido con la hora de apertura. Y lo hicieron a pesar de la lluvia.

Desde el sector comercial, tanto los grandes como los pequeños empresarios mostraron su satisfacción por la marcha del primer día. «Ha sido un arranque fuerte», indicaba el secretario general de la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de la Distribución (Asodiscan), Alfredo Medina. El presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), Abbas Moujir, señaló que el inicio del período de descuentos había sido «bueno» y que las largas colas «habían sorprendido» a muchos. El presidente de la Asociación Zona Triana, Carlos Bethencourt, reconocía ayer que la lluvía había empañado el inicio aunque la situación «fue mejorando» a medida que avanzaba el día.

En la Avenida de Mesa y López en la capital grancanaria, las colas en algunos establecimientos superaban las 20 personas a media mañana. «No esperaba ver tanta gente, la verdad que estoy sorprendida», indicaba ayer Paola Flores, mientras hacía cola a la puerta de un establecimiento al que acudía para cambiar un regalo de Reyes. Este año no piensa comprar muchas cosas aunque todo dependerá de si ve algo que le guste. Paola regresaba ayer a las tiendas físicas el primer día de rebajas después de que en 2021 no lo hiciera por la covid. «Este año me he animado para salir un poco», apunta.

En la misma tesitura se encontraba Héctor León, que el año pasado no fue a las rebajas por miedo a la covid pero que este año decidió acudir el primer día para cambiar un regalo de Reyes. «Vengo con todas las medidas pero este año, entre que estamos vacuandos y que la variante ómicron parece menos letal, si me he animado», indica Héctor, que se ha encontrado a la hora de hacer su cambio que el otro modelo que le gustaba era ya de nueva temporada y costaba más caro. Y es que muchos comercios aprovecharon el primer día de rebajas para meter mercancía de nueva temporada, lo que confundió a más de uno.

Algunos comercios sacaron mercancía nueva y otros lo que hicieron para llenar todas las estanterías fue sacar ropa de temporadas anteriores. «En algunas tiendas está claro que la ropa no es de este año», indicaba en Triana Bárbara Ramos, que había acudido a las rebajas a hacer un cambio pero de paso había comprado un par de cosas.

En su opinión, las rebajas de este año no tienen grandes descuentos y tampoco hay tanta mercancía. En su caso, incluso había visto en algunos comercios artículos a un precio más elevado que el día del Black Friday. «Hay cosas más caras y otras son recortes», señalaba. Su objetivo este año es «no gastar más» de 50 euros en estas rebajas aunque su presupuesto es más elevado y llega a los 200 euros. Afirma que el año pasado aprovechó los descuentos para comprar bastante ropa y que ahora se ha dado cuenta de que «no necesita tanto». Junto a ella está Daniel Rodríguez, que había acudido ayer a Triana a hacer un cambio.

En su caso se da la misma situación: aunque tiene mayor presupuesto su intención es no gastar nada en ropa ni calzado. «Tengo bastante, me han regalado y no me hace falta. Prefiero gastarme ese dinero en irme a cenar o dar una vuelta», afirma. «Disfruto más con eso que con la ropa», manifesta. Pese a que son muchos los consumidores que han cambiado su mentalidad respecto a la necesidad de ropa y calzado después del confinamiento y la covid, la moda se prevé que sea la estrella de estas rebajas después de ser el sector más castigado por la pandemia. A cierre de 2021 las ventas de equipamiento personal eran aún un 20% inferiores a las del año 2019, antes de la covid, frente a otros sectores que se han recuperado y han vuelto a cifras precovid.

El buen tono del arranque de las rebajas se prevé que se mantenga a lo largo de todo el fin de semana, ya que, hay que el domingo abrirá Triana al ser el primer fin de semana del mes y también tendrán sus puertas abiertas Las Arenas y El Corte Inglés, por la temporada de cruceros.

Los comerciantes confían en que estas rebajas sean sobre todo un revulsivo para el sector más castigado por la covid y que no es otro que el del equipamiento personal, esto es, la ropa, la moda, la confección, el calzado..., que aún está en ventas en el conjunto del año hasta un 20% por debajo de 2019. El pase a la fase tres de las dos islas capitalinas y las restricciones para estas navidades ha pasado factura a este sector, al reducirse las celebraciones y suspenderse las fiestas de fin de año. De ahí que se confía en que las rebajas ayuden a sacar al mercado la mercancía que se acumula en las tiendas. Según aseguran los empresarios consultados, grandes y pequeños, los descuentos arrancarán este año con un a rebaja media del 50%. El sector textil suele suponer el 70% de las ventas en rebajas y de ahí que se confíe en ellas para poder sacar la mercancía.