La renta per cápita se estanca en las islas más ricas

Las islas con mayor nivel de VAB per cápita en 2000 (Lanzarote y Fuerteventura) han perdido peso hasta 2014. La Gomera, La Palma y El Hierro, que en 2000 estaban entre un 30 y un 25% por debajo de la media por habitante de Canarias, casi alcanzan ya la media de Canarias.

J. M. P. / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Las diferencias en términos de renta per cápita se han reducido entre las islas del archipiélago en los últimos años. Pero este proceso de divergencia, por contradictorio que parezca, se debe precisamente a las diferencias en la velocidad de crecimiento entre las diferentes ínsulas. La Gomera, La Palma y El Hierro, las islas que partían de un menor valor añadido bruto (VAB) per cápita en el año 2000, han crecido a mayor ritmo que el resto. Y las islas que partían de mayores niveles de renta por habitante, han frenado su crecimiento –es el caso de Lanzarote–, o incluso lo han visto caer, como ha sucedido en Fuerteventura. Y las dos islas con rentas medias, Gran Canaria y Tenerife, se han mantenido estables, según un estudio de Fundación Disa y Corporación 5 publicado en Papeles de economía canaria.

Este estancamiento general del VAB por habitante ha ido en paralelo al «preocupante» alejamiento de la renta media por habitante en Canarias respecto al conjunto de España. El producto interior bruto (PIB) por habitante de Canarias se quedó en el año 2016 en 19.427 euros, cantidad que representa solo el 82% de la media nacional. El PIB de los residentes canarios se situó 4.306 euros por debajo de la del español medio, cuando la diferencuia en el año 200 era solo de 700 euros.

En cuanto al valor añadido bruto per cápita por islas, Lanzarote y Fuerteventura se mantenían en 2014 como las dos únicas del archipiélago que cuentan con un dato por habitante superior a la media autonómica (17.100 euros). Pero el comportamiento de ambas ha sido dispar. Lanzarote ha ganado 1.700 euros por persona desde el año 2000, se sitúa en 20.100 euros y adelanta a Fuerteventura, que es la única cuyo VAB ha descendido –1.200 euros menos– y se coloca con 18.100.

Le sigue Tenerife, con 17.100 euros por persona, 3.000 más que en 2000, lo que la mantiene en la media regional. El fuerte incremento de la riqueza por habitante en La Gomera –6.600 euros más, hasta alcanzar los 17.000– permite a la Isla Colombina superar ya a Gran Canaria. Esta, por su parte, ha aumentado en 2.800 euros su valor añadido bruto, que en 2014 se cifró en 16.600. El Hierro ha pasado de 10.000 a 16.200 euros por habitante y La Palma, última del ranquin, ha evolucionado desde 9.900 hasta 15.200. El dato global de Canarias ha crecido desde 14.100 euros por persona del año 2000 hasta los mencionados 17.100 de 2014.

Aunque el estudio no profundiza en el análisis de las causas, sus autores apuntan a la correlación entre el nivel de población empleada en el turismo y la renta, y también la evolución demográfica. Es el caso, destacaron, de La Gomera, donde el 33% de las afiliaciones corresponden al sector, y la población apenas ha crecido (+0,8%). En Fuerteventura la proporción roza el 50% y en Lanzarote alcanza el 41%.

Temas

Dinero