Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de julio
Movilización ayer en la capital grancanaria de la asociación Kellys de Gran Canaria. Cober

Las 'kellys' retoman la lucha para exigir contratos dignos y el fin de la explotación

Las camareras de piso de Gran Canaria salen a la calle tras la muerte de una compañera en Tenerife para poner de relieve el «trabajo penoso» que realizan

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 1 de septiembre 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El fallecimiento de una compañera hace poco más de una semana en un complejo hotelero de Tenerife durante su jornada laboral ha sido la gota que ha colmado el vaso del colectivo de las camareras de piso de Canarias, más conocidas como las 'kellys'. Aunque desde la empresa se asegura que el fallecimiento se debió a causas naturales, la asociación Kellys de Gran Canaria, asegura que la muerte de la compañera fue consecuencia de la «sobrecarga de trabajo, el estrés y la presión» que soportan cada día en su puesto de trabajo. De ahí que ayer convocaran una movilización en la capital grancanaria para solidarizarse con la familia de la fallecida y para reclamar contratos dignos y el fin de la explotación laboral que sufren.

La portavoz de las Kellys de Gran Canaria, Marcia Díaz, asegura que ni la reforma laboral ni los convenios provinciales del sector de la hostelería han servido para mejorar sus condiciones de trabajo, ya que muchas empresas siguen contratándolas de forma externa, sujetas a convenios de empresa -con peores salarios- e incluso, hay quien sigue contratándolas como limpiadoras de oficinas y librando solo un día a la semana. Sin ir más lejos, apunta a que la kelly fallecida estaba externalizada. «Es totalmente fraudulento pero ellos lo siguen haciendo y nosotros denunciándolo», indica Díaz, que asegura que nunca han parado la lucha pero que ahora la retoman en la calle y de forma pública.

«Queremos condiciones dignas pero la patronal nos indigna»

Asegura que sus jornadas laborales son de 8 horas al día pero la cantidad de habitaciones que tienen asignadas hacen que siempre superen el horario sin cobrar más por ello. «Solemos tener 18 habitaciones al día pero ahora por ejemplo eso se multiplica por cuatro porque cada habitación tiene cuatro o cinco camas. Cada habitación nos lleva más tiempo pero no meten a más personas», indica Díaz, que se muestra muy crítica con el presidente de Ashotel y de Cehat, Jorge Marichal, que apuntó hace unos días al elevado absentismo en el colectivo y la necesidad de «vigilar» las bajas. «Queremos contratos dignos para un trabajo digno y lo que encontramos es que la patronal nos indigna. No cogemos bajas para estar de vacaciones sino porque estamos enfermas», señala Díaz.

Cober
Imagen principal - Las 'kellys' retoman la lucha para exigir contratos dignos y el fin de la explotación
Imagen secundaria 1 - Las 'kellys' retoman la lucha para exigir contratos dignos y el fin de la explotación
Imagen secundaria 2 - Las 'kellys' retoman la lucha para exigir contratos dignos y el fin de la explotación

La portavoz de las Kellys de Gran Canaria rechaza que exista un déficit de camareras de piso y que sea necesario traer personal extranjero para cubrir las vacantes. «Hay muchas compañeras que están en el paro esperando un contrato pero ellos prefieren traerlas de fuera para explotarlas y darles un trabajo en precario», indica. Díaz señala que en próximas semanas las Kellys llevarán al Parlamento su 'ley kelly' para exigir que se les reconozca como «trabajo penoso» y se les reconozca la jubilación anticipada con 18 años de cotización como camarera de piso. «Seguimos en la lucha y no vamos a parar», dice.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios