IbrAlejandro Ibrahim, director del aeropuerto industrial de Teruel Plata. / C7

Un ingeniero aeronáutico canario en el aeropuerto de Teruel, referente en Europa

Alejandro Ibrahim rentabiliza el negocio de la mayor plataforma de estacionamiento, reciclado y mantenimiento de aeronaves del país

Odra Rodríguez Santana
ODRA RODRÍGUEZ SANTANA Las Palmas de Gran Canaria

Los vuelos comerciales no son la única manera que tienen los aeropuertos de hacer dinero. Existe uno poco convencional y único en España que dirige un ingeniero aeronáutico grancanario desde su puesta en marcha hace ya diez años, y que hoy es la mayor plataforma de estacionamiento, mantenimiento y reciclado de aeronaves de Europa, con una capacidad actual de 180 grandes aeronaves pero con previsión de albergar unos 400 en unos tres años.

Alejandro Ibrahim (1965-Las Palmas de Gran Canaria), director del aeropuerto industrial de Teruel Plata, ha demostrado que existe otro modelo de gestión con los aviones posados en tierra que es rentable.

Ibrahim explica que el negocio de Plata no está solo en ser el mayor centro de estacionamiento, mantenimiento y reciclado de grandes aeronaves de Europa sino además, en ser un aeropuerto industrial aeronáutico donde se realizan operaciones aéreas, pruebas y ensayos, mantenimiento de aeronaves, pruebas de motores cohete, aviación general, escuelas de vuelo, es decir, un espacio donde se pone a punto el sector aeroespacial».

La infraestructura aeroportuaria y aeronáutica ocupa una superficie de 550 hectáreas, lo que lo convierte el tercer aeropuerto más grande de España después de Madrid y Barcelona, y genera más de 350 empleos directos de las empresas instaladas en el aeropuerto y de forma indirecta hay unos 800 empleos en Caudé, una ciudad Teruel que registra unos 33.000 habitantes, convirtiéndose en el mayor generador de empleo de la ciudad, afirma.

«Cada día es un reto con nuevas oportunidades y siempre apuntando hacia el futuro de la aeronáutica como objetivo. Es un trabajo apasionante porque estamos continuamente creciendo», apunta. Ibrahim gestiona este aeropuerto internacional desde el inicio de sus operaciones aéreas, «cuando todavía no estaba ni certificado» y hoy es una infraestructura aeroportuaria y aeronáutica «referente en Europa».

Si bien es cierto que la infraestructura -entidad pública- arrancó siendo un espacio de aparcamiento, reciclaje y mantenimiento de aviones, con los años ha ido aprovechando las oportunidades en este sector tan dinámico, y ahora planificamos, diseñamos, proyectamos y ejecutamos infraestructuras como, actualmente, el mayor hangar con capacidad para dos A380, la mayor aeronave de pasajeros del mundo. También gestionamos las operaciones aéreas de aeronaves que aterrizan y despegan, los usos para nuevos negocios como es la zona espacial para pruebas de motores cohete con PLD Space o la de mantenimiento de aeronaves con la empresa Tarmac», afimra su director.

La innovación es otra de nuestras señas de identidad y la que «más éxito nos ha reportado». «Trabajamos en temas que ni me imaginaba que pudieran surgir hace 10 años, pero que una vez puestos en marcha representan una nueva forma de crecer y de apoyar empresas que producen nuevos retos tecnológicos: cohetes, reciclado de aeronaves, dirigibles, drones, ensayos de aeronaves y prototipos tecnológicos.«