Imagen de archivo. / Ep

«Grave deterioro» de la solvencia de los hogares por la subida de precios

Consumidores señala que el 66% de las familias tuvo dificultades para ahorrar en 2021

EUROPA PRESS Madrid

Los hogares con dificultades para ahorrar representaron en 2021 el 66% del total, 6 puntos más que en el año 2020, lo que refleja un «grave deterioro» de la solvencia de los hogares españoles, según la última encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a 3.813 personas para valorar la solvencia financiera de los hogares, es decir, su capacidad para afrontar los gastos domésticos en vivienda, movilidad, alimentación, salud, educación y ocio.

En este sentido, la encuesta recoge que el 8% de los hogares sufrían en 2021 dificultades económicas, 2 puntos más respecto al año anterior y se espera que, en el actual contexto de inflación al 9,8% en marzo, la «ya complicada situación económica de miles de familias» se va a deteriorar, «si cabe aún más».

«La pérdida de ingresos supone serias dificultades para afrontar el pago de los suministros del hogar y adquirir alimentos frescos», han señalado desde OCU. Así, por ejemplo, la encuesta refleja que un 34% de los encuestados tiene dificultades para afrontar el pago de los suministros de luz, gas o agua y un 31% para adquirir alimentos básicos como carne o pescado.

Además, otros asuntos como acudir a la óptica o al dentista resulta «un lujo»: supone un importante esfuerzo económico para el 31% y el 46% de las familias, respectivamente.

Por regiones, los hogares de Canarias, Murcia, Baleares, Andalucía y Madrid son los que más han sufrido en su economía las consecuencias de la pandemia. Especialmente afectada se ha visto la comunidad murciana, que ha bajado diez posiciones en apenas un año.

Ayudas directas a los consumidores vulnerables

Para hacer frente a la actual situación económica, OCU ha reclamado «ayudas directas» para los consumidores vulnerables, especialmente en hogares donde residen niños o desempleados.

Además, ha considerado que se debería de «agilizar» el acceso a otras ayudas que ya existen, como el bono eléctrico o térmico. «La organización estima que alrededor de 1,2 millones de hogares no disfrutan de esta última ayuda aun cumpliendo los requisitos para recibirla, por no haber sido informados correctamente de su existencia o por las dificultades para tramitar su acceso y mantenerlo», han subrayado desde OCU.