Gobierno y sindicatos acuerdan cómo volverán los funcionarios al trabajo

Prima el trabajo no presencial, que se regulará, la atención al público telefónica o telemática o presencial, pero con cita previa, y con una incorporación paulatina de trabajadores que irán marcando las sucesivas fases hacia la nueva normalidad.

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, ha acordado con los sindicatos las medidas organizativas para la incorporación presencial progresiva de los empleados y empleadas públicas de la Administración General del Estado.

El acuerdo busca la garantía de la salud de las empleadas y los empleados públicos, medidas en el plano organizativo para el adecuado desarrollo de sus funciones, cumpliendo todas las medidas de protección de la salud dictadas por las autoridades sanitarias, y que se plasma en una resolución del Secretariado de Estado de Política Territorial y de Función Pública.

Esta resolución prioriza el trabajo no presencial. Aunque, como no existe en la actualidad un marco mínimo común que lo regule, se convocará a las organizaciones sindicales para constituir un g rupo de trabajo para que se desarrollen normativamente las modalidades de este trabajo a distancia.

Asimismo, se determina que no podrán incorporarse al trabajo los empleados públicos que sufran incapacidad temporal por la Covid-19, tengan o hayan tenido sintomatología reciente relacionada con la enfermedad, hayan estado en contacto estrecho con personas afectadas por la enfermedad o los funcionarios que pertenezcan a colectivos vulnerables. Para una incorporación en fases posteriores, será preciso que el servicio de prevención de riesgos laborales evalúe su presencia.

Asimismo, para una adecuada organización del trabajo se tendrán en cuenta varios factores, como la naturaleza de las función a desarrollar, la ubicación geográfica en el territorio y del centro de trabajo, ya sea en despachos individuales, compartidos o zonas abiertas, y siempre ha de garantizarse la distancia de dos metros entre puestos de trabajo para hacer efectiva la incorporación.

En los servicios de atención al público se priorizará la atención telefónica y telemática. Mientras que para la atención presencial será precisa la cita previa y se limitará el aforo. También se apostará por la flexibilización de la jornada laboral.

Y, en cuanto a cada fase, en cada una de ellas se irán reincorporando las personas imprescindibles que prestan servicios en los sectores de actividad relacionados con cada una de esas etapas.

Con carácter general, las reuniones se celebrarán mediante audioconfierencia o videconferencia. Y se suspenden los viajes que puedan solventarse mediante llamada o videoconferencia.

En cuanto a las pruebas selectivas, en cuanto finalice la suspensión de los plazos administrativos declarada por el decreto de estado de alarma, las convocatorias de procesos selectivos se podrá tramitar con carácter ordinario. El órgano convocante de cada proceso selectivo en curso deberá posponer la celebración de pruebas selectivas presenciales de concurrencia masiva por el tiempo imprescindible.