La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. / Efe

El Gobierno sancionará a las eléctricas que incumplan y no rebajen precios

Bruselas obliga a España a reformar el diseño de la tarifa regulada que deberá comenzar a aplicarse a principios de 2023

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

El tope del precio del gas ya es oficial. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este sábado el real decreto por el que se establece el mecanismo para limitar el precio del gas para generación eléctrica a una media de 48,8 euros por megavatio hora (MWh) durante el próximo año.

Y el decreto incluye un régimen sancionador para evitar que las eléctricas no apliquen la medida y las facturas de la luz de los españoles no comiencen a bajar ya en junio alrededor de un 30%. Aunque el BOE no concreta la cuantía económica de estas sanciones, califica de «infracciones muy graves» si las compañías eléctricas no cumplen con el decreto.

Las empresas deberán aportar a información «detallada» de sus contratos 'retail', es decir, «no los que firman con su comercializadora, sino los contratos reales que pagan los consumidores», explicó la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. De esta forma se podrá controlar que el alto volumen de beneficios extraordinarios de las energéticas «deja de ser pagado por los consumidores» y se financia así el tope del gas.

A partir de este domingo, las comercializadoras contarán con un plazo de cinco días para ofrecer una «foto fija» de cuál es su demanda del mercado expuesto al mercado 'spot' y que parte tiene a coberturas o contratos fijos. Posteriormente, habrá otro plazo de siete días para que el operador del mercado y del sistema ponga en práctica los procedimientos y los sistemas para la aplicación del mecanismo.

Cambio del sistema regulado

El presidente del Gobierno, satisfecho por la aprobación del decreto, explicó este sábado ante los medios que el tope del gas tendrá un impacto de reducción de entre un 15% y un 30% en la factura de la luz y que va a beneficiar a 30 millones de consumidores españoles.

Poner tope al coste de gas conllevará la reducción de hasta un 30% en la factura de la luz durante un año

ahorro

Para dar el visto bueno a la medida, la Comisión Europea ha puesto sus condiciones. Así, el decreto incluye la obligación de modificar la metodología de cálculo del sistema regulado (PVPC) para incorporar referencias basadas en una cesta de productos a plazo y del mercado diario e intradiario. Así, se combinará la estabilidad con incentivos para la eficiencia energética, el almacenamiento y la gestión de la demanda. Se prevé que el nuevo PVPC empiece a aplicarse desde el inicio de 2023.

Los mecanismos aprobados se suman a las actuaciones en el ámbito nacional y el internacional que el Gobierno ha puesto en marcha desde el verano, al comienzo de la escalada del precio de la energía impulsado por el encarecimiento especulativo del gas.

La luz sigue disparada

Aunque el decreto entrará en vigor en «diez o quince días» –según aseguró Ribera– después de que Bruselas dé su aprobación definitiva al texto publicado en el BOE, el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista bajó este sábado por debajo de la cota de los 200 euros/MWh, según los datos del Mercado Ibérico de la Energía (OMIE). Aún así, es un precio casi un 170% superior al que marcó la electricidad hace justo un año.

La electricidad se situará este domingo de media en 127 euros/MWh, un 200% más que hace un año

precio

Este domingo volverá a bajar un 34% respecto al sábado y se situará en 127,23 euros/MWh, con el pico entre las 21 y las 22 horas, con 226 euros/MWh. Respecto a hace un año, es un precio casi un 200% más caro que los 43 euros de 2021.