foto: EP | vídeo: ep

Sacyr sale de Repsol al vender la participación del 2,9% que aún mantenía

La operación deja a la constructora un saldo positivo de caja de 58 millones de euros, que se destinarán a reducir deuda y a atender su plan de inversiones

E. MARTÍNEZ Madrid

Dieciséis años después de que Sacyr comenzara su aventura en Repsol, la constructora ha decidio salir definitivamente de su capital. Este lunes comunicó a la CNMV la venta del 2,9% que mantenía en la petrolera y la liquidación de los derivados de opciones de venta contratados con un banco que actuaba como cobertura de esa participación.

Esta operación le hizo crecer este lunes a Sacyr en Bolsa un 2,4%, haciendo subir los títulos hasta los 2,65 euros por acción. Por su parte, Repsol, subió un 1,7% con los títulos a 15,41 euros.

De hecho, en su comunicado Sacyr explicó que esta operación ha sido posible gracias al aumento del precio de los títulos de Repsol en las últimas sesiones, lo que ha permitido compensar el coste de la liquidación de los derivados de opciones de venta (PUT) que actuaban como cobertura de la participación.

Sacyr llegó al capital de Repsol en 2006 con una participación del 9,95%, que poco después aumentó hasta el 20%, lo que convirtió a la constructora en su principal accionista. Posteriormente, redujo su presencia al 10% en 2011 y al 8,2% en 2017. En marzo de 2022, la empresa bajó ese porcentaje al 2,9% del que ahora también se deshace.

La venta reduce la deuda asociada a dichas acciones en 563 millones y deja a Sacyr un saldo positivo de caja de 58 millones de euros, que se destinarán a reducir deuda con recurso y a atender su plan de inversiones.

Esta operación supone el cumplimiento de uno de los objetivos del Plan Estratégico 21-25 de Sacyr: mejorar la visibilidad del balance y la previsibilidad de la cuenta de resultados de la compañía. La compañía destacó que, gracias a este plan, reforzará su perfil concesional, que ahora aporta el 83% del Ebitda, reducirá la deuda con recurso y aumentará la retribución al accionista. «Una vez cerrada la salida de Repsol, Sacyr se centrará aún con más fuerza y determinación en el cumplimiento del resto de objetivos de su plan estratégico y en su consolidación como un desarrollador y operador de concesiones líder», aseguró la empresa.