Transporte

¿Qué exige la nueva ITV a los vehículos?

21/05/2018

Desde este lunes ha entrado en vigor las nueva ITV. La nueva inspección técnica de vehículos conlleva cambios y nuevas exigencias para los conductores, que tendrán que adaptar sus vehículos a nuevos requisitos para poder circular con ellos.

Cuidado con las emisiones del vehículo

El primero de los requisitos que se endurece tiene que ver con los malos humos. Se pretende que los coches sean más eficientes y respetuosos con el medio ambiente, por lo que la nueva ITV es más exigente con la emisión de humos y gases, especialmente con el diésel. Se pretende garantizar que todos los coches en circulación cumplan las normas europeas Euro5 y Euro6. También se analizarán y castigarán posibles manipulaciones.

Estado de los Neumáticos

Aunque ya se aplica desde el 1 de febrero, con la nueva ITV se hará una inspección visual más exhaustiva para garantizar que cumplen los requisitos de homologación, dimensiones y que el índice de capacidad de carga y categoría de velocidad son adecuados a las características del vehículo y de la ficha técnica del coche. También se tendrá en cuenta que los neumáticos de un mismo eje sean idénticos tanto en marca como en modelo, medida, índice de velocidad y carga y hasta dibujo.

Más rigor en los sistemas electrónicos de seguridad

La nuevas exigencias de la ITV provocará que los centros empiecen a aplicar con nuevos dispositivos que se conecten al puerto OBD del coche mayores controles a los principales sistemas electrónicos de seguridad como pueden ser ABS, ESP o airbags.

Cuidado con adelantar el revisión

Mientras que antes se podía hacer la revisión antes de lo estipulado y esto provocaba un cambio de fecha para la siguiente inspección, ahora también se podrá adelantar la prueba pero sin que afecte a la siguiente revisión tañ y cómo está prefijada.

Los vehículos importados, con las normas del país de origen

En Canarias existe la tradición desde hace décadas de ir a Alemania a por vehículos de alta gana de segunda mano. Pues a partir de ahora se tiene que tener en cuenta que la nueva ITV someterá a una revisión oficial en los plazos y condiciones que establezca la legislación de su país de origen. Es decir, si se compra en Alemanía, seguirá teniendo la exigencia que establece este país.

Los clásicos, a partir de 30 años

Mientras que antes se consideraba un vehículo clásico a partir de los 20 años, estos comenzarán a considerarse como tal a partir de ahora cuando cumplan 30 años, endureciéndose las exigencias a partir de esta fecha.

Si no se pasa la nueva ITV hay que tener en cuenta varias situaciones

Como ha sucedido hasta ahora, si la inspección dice que el coche tiene un defecto leve, se puede seguir circulando pero se debe subsanar el problema cuanto antes. No así si el coche tiene problemas graves, pues deben ser arreglados y volver a pasar la nueva ITV en dos meses. Si los defectos son muy graves, no podrá seguir circulando y el coche deberá ser trasladado en grúa para posteriormente volver a pasar la ITV. Una novedad es que si se solucionan los problemas se puede ir a otro centro y no al mismo como antes.

¿Mismo precio para las nuevas exigencias?

Depende de cada estación. Pero hay que tener en cuenta que todas se han visto obligadas a invertir en nuevos equipos de medición y sus operario han tenido que formarse para las nuevas revisiones. Hay que tener en cuenta que con las nuevas pruebas aumenta el tiempo que hay que dedicar a cada coche con lo que se reduce el volumen diario de vehículos revisados y es menos rentable para las estaciones. Por el contrario, como el servicio se ha liberalizado, hay más competencia y el usuario puede elegir entre más posibilidades.