Elon Musk. / FOTO: REUTERS | VÍDEO: EP

Musk exige conocer el número de cuentas falsas de Twitter para mantener su oferta

El consejero delegado de la empresa se ha negado por ahora a mostrar esa cifra

Fernando Morales Rodriguez
FERNANDO MORALES RODRIGUEZ Madrid

Continúan las dudas y el cruce de declaraciones entre Elon Musk y el CEO de Twitter a cuenta del número de cuentas falsas que reinan en la red social. Conocer, a través de pruebas, que el número de personajes ficticios es inferior al 5% fue la última condición que puso el fundador y consejero delegado de Tesla y SpaceX, para que la oferta de compra por 44.000 millones de dólares (41.992 millones de euros) siga adelante.

Y por ahora no hay visos de que vaya a poder seguir adelante, a pesar de que la compañía ha mostrado su disposición a completar la operación por el «precio y los términos acordados». Por parte de Musk hay más reticencias. El empresario asegura que lanzó la oferta millonaria basándose en que los informes de la compañía «eran precisos», pero que al no estar clara la cantidad de cuentas falsas, la compra está paralizada: «El acuerdo no puede avanzar», anunció en su cuenta.

Fue el viernes cuando Musk decidió suspender «temporalmente» el acuerdo a la espera de que le dieran más detalles que respalden el cálculo de la empresa que cuantifica en menos del 5% los usuarios denominados 'spam' o cuentas falsas. Unos cálculos que la propia red social reconoce que pueden no ajustarse a la realidad. Y ahora, el multimiollonario asegura en su cuenta de Twitter que el consejero delegado, Parag Agrawal, se ha negado a mostrar pruebas de que las cuentas falsas sean inferiores al 5% de las cuentas totales.

Algunas firmas de análisis calculan que el nivel de 'spam' de la red social puede superar el 20%, muy por encima de lo previsto por la compañía, lo que ha descarrilado que la operación llegue a buen término por ahora. Además, ante un mensaje de otro usuario asegurando que el número de cuentas falsas podría estar por encima del 50%, Musk respondió tajante: «Exactamente». Y en otro mensaje publicado recientemente en su perfil de la red social, el empresario insiste en que Twitter debería validar sus cifras con alguna agencia de auditoría externa.

Es un aspecto que para el CEO de Twitter no es una solución. «Desafortunadamente, no creemos que esta estimación específica se pueda realizar externamente, dada la necesidad crítica de usar información tanto pública como privada, que no podemos compartir, aseguró en un hilo de Twitter en el que defendía el trabajo que hacen desde la compañía por eliminar las cuentas falsas. »El spam daña la experiencia de las personas reales en Twitter y, por lo tanto, puede dañar nuestro negocio. Como tal, estamos fuertemente incentivados para detectar y eliminar tanto spam como podamos, todos los días«. Y en una clara referencia a Musk, afirmó que »cualquiera que sugiera lo contrario está simplemente equivocado«.

Fue en abril cuando Musk lanzó la oferta para hacerse con el control de Twitter, planteando como prioridades de su gestión la eliminación de los 'bots' y la verificación de todos los usuarios. Primero compró el 9% de la compañía para poder entrar así en el consejo de administración. Unas semanas después, Musk lanzó la oferta por el control de toda la compañía que ahora no está clara que vaya a concluir.