Las ventajas de colaborar en lo laboral

Casi una de cada dos empresas constituidas en España son pymes. Si se incluye a los autónomos, el porcentaje se eleva al 99,8%. Hoy son clave en el tejido económico y laboral.

H. GÓMEZ / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

En España, más del 99% del tejido empresarial son pymes, por lo que son fundamentales en el sustento de la economía y el empleo. La definición actual de pyme es la misma para todos los países de la Unión Europea. Lleva en vigor desde 2005, aunque el concepto ya se tradujo en 1996. Siendo clave en el tejido empresarial de todos los países y habiéndose convertido en un objetivo de la UE para potenciar el emprendimiento, se hacía necesaria una definición común.

En este sentido, según la Unión Europea, se consideran pymes las empresas que ocupan a menos de 250 personas; y cuyo volumen de negocios anual no excede de 50 millones de euros, o bien cuyo balance general anual no excede de 43 millones de euros.

Por tanto, para poder ser considerado pyme es necesario primero ser considerado empresa. En este punto, cabe destacar que un autónomo puede ser considerado pyme siempre que cumpla los criterios del número empleados e importes, y además ejerza actividad económica. Esto quiere decir que el autónomo debe vender productos o servicios directamente.

En este ámbito, en el que los nuevos mercados priman cada vez más la economía colaborativa, han ganado peso las relaciones laborales entre pequeñas y medianas empresas y autónomos que, en lugar de luchar y competir por los mismos clientes potenciales, unen recursos y habilidades para un beneficio común.

Así, uno de los objetivos de cualquier pyme es el ahorro de costes. Con la contratación de un profesional autónomo de forma habitual para la realización de determinados servicios, la empresa se está ahorrando tener un trabajador en plantilla, ya que solamente pagará por los servicios prestados en un momento.

De hecho, cada vez son más los servicios que las pymes suelen externalizar: selección y reclutamiento de personal, formación, contabilidad, marketing y comercialización, etc.

Generar sinergias

Equipo. Hablando de dos grupos profesionales que trabajan por cuenta propia, la buena relación entre pymes y autónomos debe ser crucial para que se puedan generar sinergias beneficiosas para ambas partes. Además, a medida que la relación se va estrechando se consigue una mejor implicación en cada uno de los proyectos.