Marta Ortega. / EP

Inditex resiste la crisis con récord de ventas y beneficio

El gigante textil despide su primer semestre con un beneficio de 1.794 millones, un 41% más y unas ventas de 14.845 millones, un 24,5% más

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Inditex sube el listón frente a sus competidores en plena incertidumbre sobre cómo está afectando el escenario inflacionista al consumo. El gigante textil presentó este miércoles unos resultados que no solo han convencido a analistas e inversores, con subidas de más del 5% en la Bolsa española para la compañía al inicio de la sesión, sino también a todos aquellos que dudaban de la capacidad de la firma tras la salida de Pablo Isla al frente de la compañía, dejando el cargo en manos de Marta Ortega.

Pues bien. El tandem Ortega-García Maceiras (consejero delegado de Inditex) parece funcionar a la perfección y en el primer semestre fiscal (1 de enero-31 de julio) la compañía obtuvo un beneficio neto de 1.794 millones de euros, un 41% más frente al mismo periodo del ejercicio anterior.

Y lo que es más importante. Las ventas fueron positivas en todas las áreas geográficas, con un crecimiento del 24,5%. En total, alcanzaron 14.845 millones de euros en el periodo.

La compañía ha provisionado ya los gastos estimados para el ejercicio 2022 por su salida de estas regiones tras el estallido del conflicto. Un cargo extraordinario por 216 millones de euros que ya fue incluido en las cuentas del primer trimestre de este año en la línea de 'Otros resultados'. Pese a esa provisión, el margen bruto en el semestre ascendió al 57,9% de las ventas, máximos de siete años.

«Estos resultados se explican por cuatro factores clave en nuestro desempeño. Nuestra propuesta de moda, una experiencia de compra constantemente optimizada para nuestros clientes, nuestro enfoque en sostenibilidad y el talento y compromiso de nuestra gente. Nuestro modelo de negocio está funcionando a pleno rendimiento y tiene un gran potencial de crecimiento a futuro», destacó García Maceiras.

Durante la presentación a inversores y analistas, el consejero delegado de la compañía reconoció que la preocupación por la situación macroeconómica «es comprensible». Pero parece que el grupo se mantiene alejado de los miedos a una posible recesión. «Tenemos mucha confianza en las oportunidades a largo plazo, en nuestro modelo de negocio y en nuestra capacidad para ejecutarlo, y estamos plenamente centrados en el desarrollo de nuestras colecciones», insistió García Maceiras.

El grupo textil responde así al dicífil escenario en el que se mueve el sector, con todas sus marcas presentando buenos resultados a excepción de Oysho, que registró una caída de las ventas del 4% en el periodo.

Zara (que incluye también las cifras de Zara Home) vuelve a liderar en este punto, generando unas ventas con 10.927 millones de euros en el semestre, casi un 30% más que en el anterior. Y Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka y Stradivarius también crecen a doble dígito.

Por regiones, Europa (sin España) sigue liderando y copa un 46% de las ventas de la compañía. Destaca también el mayor peso de América, con el fuerte tirón de EE UU en los últimos meses. El peso de la región salta del 17,3% del año pasado al 20,1%. En España, las ventas aumentaron un 25% hasta los 2.108 millones de euros y suponen un 14,2% del total.

Cadena de suministro

Más difícil ha sido la situación en algunos mercados asiáticos que mantienen restricciones derivadas de la pandemia. Aunque los principales directivos de la firma no se refirieron a China, sí dejaron entrever que las posibles tensiones en la cadena de suministro, y no la inflación, es su principal reto de cara a los próximos meses. Por eso, el grupo fundado por Amancio Ortega decidió anticipar temporalmente las entradas de inventario de la campaña otoño/invierno.

En concreto, el inventario a 31 de julio 2022 creció un 43%. «El inventario de otoño/invierno es de alta calidad y consistente con la tendencia positiva de las ventas en los últimos trimestres y con el fuerte crecimiento en lo que va del segundo semestre de 2022. A 11 de septiembre de 2022 los niveles de inventario son un 33% superiores», matizan desde la compañía.

Las perspectivas para los próximos meses son positivas. De hecho, la compañía ha informado de que las ventas al inicio de la nueva temporada, entre el 1 de agosto y el 11 de septiembre, se han incrementado un 11%. Y todo pese a la subida de precios del 2% de media que la firma ya realizó en España y Portugal en la anterior campaña para hacer frente al impacto de la inflación. Una estrategia que mantendrá ahora, con alzas igualmente «selectivas, de un dígito» en la nueva temporada.

«A pesar de tener una política de precios estable, cuando hay impactos temporales derivados de la inflación, en ciertos mercados lo que se hace es intentar ajustar los precios», señaló el director de Mercado de Capitales de Inditex, Marcos López.

Pocas novedades en torno a la evolución de las ventas online de la compañía, que no ha comunicado la evolución de esta rúbrica, aunque sí asegura que ha evolucionado «de manera satisfactoria», anticipando que en 2024 cumplirá el objetivo de superar el 30% de la venta total.

García Maceiras sí quiso referirse a la «continua optimización» de la «experiencia de cliente» en tiendas «de alta calidad, totalmente integradas, digitales y sostenibles», refiriéndose a las recientes aperturas de Zara en Plaza de España de Madrid y en Place Vendôme en Qatar, así como la ampliación de Zara Santa Catarina en Oporto (la primera tienda de Zara fuera de España, abierta en 1988).

En este punto, anticipó también la próxima apertura de Zara Battersea en Londres, que contará con las últimas novedades y características de este modelo de tienda en la que se combina lo físico con la experiencia digital.