Marta Ortega se estrena con récord para Inditex pese a los cierres en Rusia

La multinacional ingresó 6.742 millones en el primer trimestre fiscal, un 36% más, pero las ventas onlie cayeron un 6%

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

Inditex ha registrado un beneficio neto de nada menos que 760 millones de euros netos entre febrero y abril, su primer trimestre fiscal. Según los datos publicados este miércoles por el grupo que aglutina marcas como Zara, Pull & Bear o Massimo Dutti, estas cifras suponen crecer un 80% respecto al mismo periodo del año pasado, cuando la pandemia aún restaba una parte al negocio por las restricciones de movimientos.

Es más, las cifras incluyen una provisión de 216 millones de euros para los gastos en Ucrania y Rusia durante este año debido al conflicto, por lo que sin ello el resultado hubiera rondado los 940 millones. Son unos buenos resultados en el estreno de Marta Ortega como presidenta no ejecutiva tras la salida de Pablo Isla el 31 de marzo. Y los inversores los premiaron disparando un 6,3%la cotización de la multinacional hasta los 23,63 euros por acción. Inditex recupera así el trono de capitalización en el parqué nacional con un valor de mercado de 73.600 millones de euros.

Tras la pandemia las ventas en tiendas vuelven a obtener su mejor desempeño y la facturación crece un 36% en este periodo hasta anotar 6.742 millones de euros para la compañía. En un comunicado, la compañía destaca que el «robusto» crecimiento en todas las áreas geográficas, excepto en Ucrania y Rusia donde mantiene cerradas temporalmente las tiendas, y en China, donde 67 de sus establecimientos han estado pendientes de los cierres puntuales por la variante ómicrom. Estados Unidos sigue creciendo y ya se sitúa como el segundo mayor mercado del grupo, solo por detrás de España. Además, en este periodo se han realizado aperturas en 16 mercados hasta alcanzar las 6.423 tiendas.

Lo que sí ha caído ligeramente son las ventas online del grupo, debido en parte al buen registro del primer trimestre de 2021, donde los cierres temporales en algunas zonas por la pandemia impulsaron las compras por internet. Así, comparado con ese periodo, el canal online cae un 6% frente al crecimiento del 67% de hace un año. La compañía se ha fijado el objetivo de conseguir que las ventas por internet superen el 30% del total en 2024, actualmente están en un 25%.

Integración del canal físico y online

La pandemia dio un gran empujón a esta sección y 2021 ya cerró con casi 7.500 millones de euros de ingresos por este lado, un 14% más incluso que los 6.600 millones obtenidos en 2020, el año del confinamiento, que supuso aumentar este canal en un 77%.

Por el lado del Ebitda, creció un 55% hasta 1.917 millones de euros, mientras que el Ebit creció un 82% hasta 1.034 millones.

Óscar García Maceiras, nuevo consejero delegado de Inditex, señala que estos resultados son fruto de «un modelo diferenciado y a pleno rendimiento». «La fortaleza y capacidad de adaptación del modelo de negocio, y el sólido desempeño de nuestros equipos creativos, comerciales y operativos profundiza la diferenciación de nuestra propuesta, con una marcada orientación a la innovación, la digitalización y la sostenibilidad», añadió el directivo.

Pero la firma no cree que hayan tocado techo, al revés. En el comunicado aseguran que las iniciativas estratégicas para reforzar el modelo de negocio totalmente integrado de tienda y online a nivel global «se está acelerando». «La sostenibilidad y la digitalización son parte clave de nuestra estrategia», destacó la empresa.

Dividendo a los accionistas

La junta de accionistas se celebrará el próximo 12 de julio y, tal como se aprobó el pasado marzo, el consejo de administración propondrá un dividendo de 0,93 euros por acción con cargo a los resultados de 2021. De ellos, la mitad (0,465 euros) se ha pagado el 2 de mayo y la otra mitad se hará el 2 de noviembre. Además, el consejo propuso un dividendo extraordinario de 0,40 euros por acción a pagar en relación al ejercicio 2022.