Instalaciones de Evergrande. / Efe

Evergrande evita la quiebra en el último momento al pagar 83 millones

El gigante inmobiliario chino gana tiempo mientras los expertos advierten de que su situación todavía es muy delicada

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

El gigante inmobiliario Evergrande, cuya posible caída amenazaba con crear una crisis en el sector, ha ganado tiempo después de cumplir con el reembolso de los intereses de un bono 'offshore' un día antes de expirar el plazo máximo. Un movimiento que le ha permitido evitar, por el momento, la quiebra.

Según informó el periódico estatal Securities Times citando «fuentes relevantes», el promotor chino ha abonado 83,5 millones de dólares que debería haber reembolsado inicialmente el 23 de septiembre y cuyo período de gracia termina mañana.

El pago de estos intereses permitió insuflar algo de optimismo a los inversores y las acciones de la firma registraron un aumento del 4%. Pese a ello, las expectativas tampoco son muy altas y los analistas advierten que la situación sigue siendo crítica. «Puede que hayan pagado este interés y a lo mejor pueden pagar otro ya que básicamente tiene pagos cada dos semanas pero la situación global de la compañía no ha cambiado», destacó a AFP Chen Long, socio de la firma Plenum.

El gigante inmobiliario, con una deuda superior a los 300.000 millones de dólares, lleva semanas en el limbo y hace pocos días ya reconoció que «no hay garantías de que pueda cumplir con sus obligaciones financieras». Esta operación le permite ganar tiempo pero en el corto plazo aún tiene que hacer frente a otros pagos. El primero, la semana que viene.