Florentino Pérez, presidente de ACS / reuters / sergio pérez

ACS cierra la venta de Cobra a Vinci por 4.900 millones

La compañía recibirá además un variable de hasta 600 millones de euros por el desarrollo de proyectos renovables

CLARA ALBA Madrid

La operación está cerrada. Tras varios meses de negociaciones, ACS ha sellado la venta de la mayor parte de su división industrial, cuyo máximo exponente es la empresa Cobra, a Vinci, por un mínimo de 4.930 millones de euros y un máximo de 4.980 millones de euros en efectivo.

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la operación no incluirá la contraprestación en acciones del grupo francés que se había planeado inicialmente, pero habrá una alianza entre las dos compañías para poner en marcha proyectos de energía renovables, reforzando su apuesta en este segmento.

ACS retendrá principalmente en su poder Zero-e y 15 concesiones cuyo proceso de segregación (carve out) se llevará a cabo antes de la ejecución de la compraventa.

El pago acordado se compone de un fijo de 4.200 millones de euros y otro adicional mínimo de 730 millones y máximo de 780 millone, principalmente como compensación por la caja de la compañía. Además, habrá un pago variable máximo de 600 millones de euros en metálico a razón de 20 millones por cada medio GW desarrollado por la División Industrial entre el 31 de marzo de 2021 y hasta los 7 años siguientes a la ejecución de la compraventa.

Adicionalmente, ambas empresas crean una empresa conjunta a la se aportarán, «a precio de mercado y una vez que estén terminados, conectados a la red y listos para producir», todos los activos renovables que desarrolle Cobra durante al menos ocho años y medio. En esta sociedad, Vinci tendrá un 51% de derechos políticos y económicos y ACS el 49% restante.