Cepsa, la energía de hoy y del futuro

01/04/2019

La energética originada en Canarias ha hecho de la innovación una de sus señas de identidad. La transformación digital, elemento esencial en los planes de la compañía.

Desde su origen en 1929, que fue precisamente para construir la Refinería Tenerife, puesta en marcha tan solo ocho meses después del inicio de las obras, Cepsa ha hecho de la innovación una de sus principales señas de identidad, que la ha llevado a convertirse en una compañía energética global de referencia. Desde entonces, no ha dejado de crecer haciendo una apuesta clara por la excelencia y el constante perfeccionamiento en cada uno de sus productos.

En estos momentos, la compañía se encuentra inmersa en un amplio proceso de transformación digital en todas sus áreas y negocios. Actualmente, está aplicando herramientas propias de la industria 4.0 al entorno de la fabricación industrial y de los procesos químicos, incorporando la última tecnología en inteligencia artificial, big data, modelos predictivos y para lograr la interconexión de sistemas y dispositivos digitales.

Todo ello ha supuesto una auténtica revolución y ha abierto nuevas vías para optimizar los procesos productivos, tomar mejores decisiones, incrementar la producción y reducir los costes energéticos.

En esta línea de apuesta por la innovación, el Centro de Investigación de Cepsa, situado en Alcalá de Henares, lleva desde 1975 abordando potentes proyectos de investigación y desarrollando constantemente tecnologías propias, como la DETAL, clave en la fabricación de detergentes biodegradables. La labor de este centro puntero ha contribuido, también, a posicionar a la compañía como líder en la fabricación de otras materias primas para industrias como la farmacéutica, la alimentaria, la cosmética, la de las fibras textiles o la de productos de higiene personal, entre otras, creando sinergias con otros sectores.

Cepsa, la energía de hoy y del futuro

Innovación en productos

Uno de los elementos que demuestran el interés de Cepsa por la innovación es su botella de gas butano envasado que, además de ser más ligera, resistente y segura, incorpora la tecnología GasFlow.

Este revolucionario sistema de monitorización, único en España, permite hacer un seguimiento continuo a los envases, identificando cada botella con un chip antes de salir de la planta de envasado. Además, las botellas se llenan con la cantidad de gas exacta, lo que ofrece una eficiencia sin precedentes.

Gracias a este método de identificación individual por chip, desarrollado por Cepsa, se puede hacer un seguimiento de todo el ciclo de vida de cada envase, lo que también conlleva una mejora sustancial de la seguridad.

Desde que se inició su comercialización en las Islas, se han distribuido más de 600.000 botellas de butano y propano a domicilio y en las estaciones de servicio de Cepsa de Gran Canaria y de Tenerife que venden este producto.

Estaciones de vanguardia

El papel que juega Cepsa como motor de innovación va más allá de los procesos de producción y del producto, trasladándose también a la experiencia que se aporta al cliente, a través de, por ejemplo, edificios inteligentes en sus estaciones de servicio, que se irán implementando paulatinamente en toda su red.

Esta moderna construcción incorpora las últimas tendencias en sostenibilidad y eficiencia. Entre ellas, un método geotérmico de pretratamiento de aire, que contribuye a reducir el consumo energético, y una fachada ventilada compuesta por un envolvente de vidrio templado que reduce las pérdidas de frío y calor interiores.

Igualmente, la marquesina exterior, elemento icónico de las nuevas estaciones de servicio, está sustentada por una estructura de EFTE (Etileno-Tetra Fluoro Etileno), un material altamente tecnológico que permite aprovechar al máximo la luz natural. Asimismo, destaca el empleo exclusivo de iluminación LED y la presencia de submarquesinas en los surtidores, que se iluminan al detectar la presencia de vehículos, lo que reduce el consumo energético.