Estos son los requisitos para el bono turístico de 200 euros

Podrán acceder residentes mayores de 18. Se entregarán 50.000 bonos: 25.000 directos y 25.000 a través de agencias de viaje

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El bono turístico que lanzará el Gobierno de Canarias para reactivar el sector e impulsar la economía de las islas beneficiará únicamente a 50.000 canarios, si bien su efecto se multiplicará ya que el incentivo cubrirá en la mayoría de los casos parte de las vacaciones de familias al completo. Todos los canarios mayores de 18 años y residentes en las islas podrán optar a este bono turístico por valor de 200 euros y que podrá consumirse hasta diciembre de este año pero solo 50.000 'resultarán agraciados' en un sorteo que se celebrará ante notario entre todas las peticiones recibidas.

La consejera de Turismo, Yaiza Castilla, reconoció el reducido número de beneficiarios de la iniciativa pero destacó que con este bono turístico no se busca pagar las vacaciones de los canarios sino reactivar el sector y la economía. «Ojalá pudiéramos llegar a los dos millones de canarios pero no tenemos dinero», indicó la consejera, que no descartó que si la campaña tiene éxito y «llegara más dinero» ampliar los beneficiarios.

Para participar de la iniciativa y 'ganar' uno de los 50.000 bonos turísticos, a los que se destinarán 10 millones de euros, los interesados tendrán que inscribirse en la web www.somosafortunados.comentre el 1 y el 14 de julio. Ese día se celebrará un sorteo ante notario y la lista de los 'agraciados' se publicará el día 15 en la misma web.

A la hora de inscribirse habrá que elegir entre dos modalidades de bono turístico, a las que se ha destinado cinco millones de inversión a cada una. Una modalidad es el bono directo y dirigido a cubrir parte del alojamiento de los canarios. Dotado con 200 euros el usuario está obligado a aportar al menos la misma cantidad, otros 200 euros. De forma que la inyección a la economía será como mínimo de 10 millones (cinco públicos y cinco privados), aunque se prevé que será mayor.

La persona que sea elegida en el sorteo con este bono, que puede ser virtual o físico, tiene hasta diciembre para gastarlo en cualquiera de los alojamientos de Canarias que figuren en el Registro General Turístico de Canarias y se adhieran a esta iniciativa. Además, el alojamiento debe contar con TPV con número de comercio asignado, como forma de garantizar de que el dinero se destina al fin para el que se entrega. Pueden ser hoteles, apartamentos, casas rurales o viviendas de alquiler vacacional. Como indicó Castilla, el plan está abierto a todo tipo de alojamiento reglado.

El segundo bono debe gastarse en las agencias de viaje y lo que busca es dinamizar este sector, que ha sido uno de los más castigados por la pandemia. Los residentes canarios que se inscriban al sorteo de este tipo de bono deben comprar un paquete turístico en una agencia de viajes física y ubicada en cualquier de las ocho islas. Para ello contarán con los 200 euros del bono y en este caso no están obligados a aportar la misma cantidad, aunque dadas las condiciones se prevé que el desembolso ronde ese dinero o incluso sea superior.

Los usuarios deben comprar un paquete turístico de cinco días (y cuatro noches) entre los meses de julio a septiembre o bien de tres (dos noches) entre octubre y diciembre. Los agraciados con este bono deberán declararlo en sus declaraciones de la Renta (IRPF) y tributar por esos 200 euros.

A estos dos bonos turísticos, con una inversión de diez millones de euros, se suman otros cinco millones de euros que se destinarán a estimular actividades complementarias vinculadas al sector turístico, como la restauración. Sin embargo, como indicó la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, aunque se están estudiando las fórmulas a desarrollar todo apunta a que el dinero no se destinará ni a descuentos ni a ayudas directas. La intención es poner en marcha iniciativas dinamizadoras que animen al consumo. Sin embargo, para ponerlas en marcha será necesario que Sanidad lo permita una vez que la situación epidemiológica mejore ya que podrían entrañar una afluencia elevada de personas, según dijo Castilla.

La cuarta pata de la estrategia puesta en marcha por el Gobierno de Canarias de una campaña promocional dirigida al turista canario y con la que se anima de forma sugerente a los isleños a quedarse este verano en las islas. A la campaña, que arrancó ayer, se destina una inversión de un millón de euros, la mayor que se destina al mercado interno en la historia de Canarias.

En total se han dispuesto 16 millones de euros que en su práctica totalidad -15 millones- ha sido cedido por los empresarios turísticos. De los 80 millones que el Gobierno iba a destinar a pagar el IBI turístico de los alojamientos, los empresarios han renunciado a 15 para hacer posible los bonos turísticos. Castilla, que estuvo acompañada en la presentación de la estrategia por el director gerente de Promotur Turismo Islas Canarias, José Juan Lorenzo y el director de Proyectos de Comunicación, Alberto Ávila, indicó que desde Turismo se realiza este esfuerzo por la fuerza del turismo local y el papel clave que jugó el pasado año en las islas, cuando fue responsable del 36% de la demanda frente al 19% que suponía en los años precovid. El verano pasado también el turismo peninsular ganó cuota en la demanda alojativa y supuso el 25% frente al 15% de 2019.

El turista canario fue el año pasado quien salvó al sector y así se ha mantenido a lo largo de este año. Según indicó, de enero a abril de este año Canarias ha recuperado el 76% de la demanda residente de 2019. Para este verano, Castilla prevé una ocupación que oscilará entre un 30% y un 50% con un aumento de la demanda internacional.

.