El presidente de Vocento, Ignacio Ybarra (izda.), en la moderación del foro turístico en CEAPI. / R. C.

Empresarios latinoamericanos y españoles destacan el papel de la nueva industria turística

La primera jornada del V Congreso CEAPI en Punta Cana analiza las oportunidades de esta industria como motor de crecimiento y transformación social

COLPISA

La primera jornada de la V Edición del Congreso empresarial iberoamericanao CEAPI, que está teniendo lugar en Punta Cana, ha acogido una mesa redonda dedicada a analizar el papel de Iberoamérica como potencia turística global, su situación tras la pandemia del coronavirus y los retos a los que se enfrenta en el nuevo contexto internacional.

Constituida por destacados empresarios de la industria turística iberoamericana y moderada por el presidente de Vocento, Ignacio Ybarra, el panel ha resaltado la importancia que han adquirido el turismo y el ocio en la sociedad global post-pandemia, siendo ya dos de los aspectos más valorados por la ciudadanía. Y el importante rol como vector de crecimiento que esta industria tiene el crecimiento sostenicode las economías iberoamericanas.

Así, los ponentes Amancio López Seijas, presidente de HOTUSA; Alberto Bacó, socio fundador de RE Capital; Elena Foguet, business director de The Bicester Collection e Isidoro José Alanis Marcos, presidente de Grupo Global Exchange, han coincidido al identificar los desafíos que ha de superar la industria turística iberoamericana actual para poder posicionarse como motor de crecimiento y de transformación social.

Con la digitalización, la innovación, la responsabilidad social y la sostenibilidad medioambiental como vías principales para afianzar el papel iberoamericano en el mapa mundial del turismo, los panelistas han señalado la necesidad de desarrollar el sector en torno a políticas públicas eficientes y alinearlas con los empresarios que lideran la evolución y la modernización del sector en la región. En este sentido, Isidoro José Alanis ha destacado que «tras una crisis inimaginable hemos salido reforzados en solo 24 meses. Nos hemos transformado y nuestros retos son recuperar la confianza y el hábito de hacer turismo. Ahora debemos ser capaces de absorber la demanda, recuperar la mano de obra formando a nuestros trabajadores y ofreciendo buenas condiciones laborales. Debemos además diversificar los destinos y abrir el abanico a nuevas alternativas».

Por su lado, el portorriqueño Alberto Bacó ha destacado que «es necesaria la colaboración latinoamericana para fortalecer a la región como alternativa turística. Puerto Rico tiene además unas fortalezas propias: baja tributación y que los estadounidenses pueden viajar sin pasaporte en un país como EEUU con poca gente con ese tipo de documento (solo un 27 % lo tiene)».

Elena Foguet ha apuntado a que «el reto y oportunidad del turismo es cambiar el paradigma y relacionarse de otra forma con la sociedad: apostar por el talento, la creatividad y la sostenibilidad social y medioambiental. El turismo debe comprometerse con la sociedad y liderar el cambio de paradigma aprovechando la transversalidad del sector que propicia el crecimiento económico, la mejora social y del entorno. Hay que aplicar transversalidad en todo lo que hacemos y devolver a la sociedad lo que nos ha dado. La digitalización y la tecnología son clave en el posicionamiento de los destinos, pero el trato humano y la relación personal es muy importante en el mundo del turismo. La digitalización debe servir para mejorar ese trato humano y la tecnología debe dar más tiempo a las personas y profesionales del sector para tratar a las personas, a los turistas».

Por su parte, Amancio López Seijas ha recordado que «el turismo requiere seguridad -jurídica, sanitaria y ciudadana- e infraestructuras adecuadas. El reto es mejorar la calidad para mejorar a su vez el tipo de turismo que recibimos. Hay que potenciar el 'cluster' que forman pequeñas empresas y empresas familiares y reforzarlo desde una perspectiva latinoamericana. El turismo, sector en el que se trabaja 365 días al año, demanda vacantes que no se cubren por la alta exigencia y dedicación que requiere. Por eso, necesitamos cultura de empresa y formación y que se sepa estar al servicio del cliente. Somos más que una industria, somos la industria de la felicidad. Somos más que un sector porque somos transversales, claves para el desarrollo de los países y las sociedades. Esto solo se puede hacer con personas y cuidando la empleabilidad».ha indicado

Como mensaje final Elena Foguet ha pedido a los gobiernos «que valoren el turismo de calidad y a los medios de comunicación que no contribuyan a la turismofobia». Y Alberto Bacó ha asegurado que estamos en «uno de los mejores momentos de la humanidad porque estamos en la posibilidad de reinventarnos».

A su vez, Frank Rainieri, fundador del grupo hotelero Puntacana, hizo un llamamiento «a la innovación y la creatividad como base del éxito» de un proyecto turístico como el de Punta Cana. También es clave la integración entre empresarios de diferentes países para promover emprendimientos y proyectos. Los sueños se crean así: teniendo los pies en la tierra y con el pragmatismo que nos caracteriza a los empresarios. El camino hacia el éxito es no detenerse ante los obstáculos y los retos hay que sobrepasarlos. El sector empresarial ahora debe liderar los cambios sociales y medioambientales. No se lo podemos dejar a los políticos. Convirtámonos en los líderes -y no solo como empresarios- para hacer una América Latina mejor. Ya no podemos ser los empresarios del siglo XIX y XX, sino impulsar una región más justa dentro del respeto a la libre empresa».

En el marco de una entrevista realizada por Jairon Severino, director del diario financiero dominicano El Dinero, Frank Rainieri, fundador del Grupo Puntacana, ha narrado como creó este destino turístico que «nació gracias al afán de aventura, de emprendimiento, intuición y a la valentía y arrojo de la juventud».

Rainieri, que ha hecho las veces de anfitrión al acoger el evento en uno de sus hoteles -el Punta Cana Resort & Club- ha querido además subrayar «que la clave del éxito de Punta Cana es que se ha logrado crear un destino que genera el 15% del PIB dominicano. Y es un modelo que puede servir de ejemplo para el resto de América Latina».

Además, a lo largo de la entrevista ha hecho referencia a que «los destinos y los mercados no se crean en un año. Lleva años: se sufre mucho, se pierde dinero al inicio. Punta Cana no es producto de Frank Rainieri sino también de Haydée Rainieri» que me ayudó en toda esa época de sacrificios. Logré incluso que se acabara construyendo un aeropuerto, que es el noveno de la región latinoamericana».