Uno de cada dos desempleados en Canarias tiene más de 45 años

14/01/2019

El archipiélago suma hoy 105.758 parados mayores de 45, lo que supone la mitad de los 207.758 desocupados que hay en las islas. Además es este colectivo el más castigado por el paro de larga duración: el 60% lleva más de un año sin trabajar. Los sindicatos demandan un plan de choque

Cumplir años juega en contra en un mercado laboral cada vez más competitivo y en el que frente a la experiencia y el conocimiento prima la juventud, sustentada en unos menores costes laborales y mayor número de ayudas a la contratación. Y Canarias no es una excepción.

El año 2018 cerró en las islas con 105.758 parados de más de 45 años. Una cifra que representa el 51% del total de desocupados que se registran en el archipiélago y que suman 207.015, según los últimos datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Esto supone que uno de cada dos parados de las islas tiene más de 45 años.

Además de ser más numeroso este colectivo es el que tiene mayores problemas para volver a incorporarse al mercado laboral. Según las cifras del Observatorio de Empleo (Obecan) del Gobierno de Canarias, de los 90.610 parados de larga duración que hay en las islas -que llevan más de un año buscando empleo- seis de cada diez tienen más de 45, al sumar 64.405.

El paro entre las personas de esta edad no ha dejado de crecer durante la crisis y en los últimos años es a este colectivo al que más le cuesta reducir sus elevadas tasas.

En diciembre de 2007, antes del estallido de la crisis, se contabilizaban en las islas un total de 47.310 desocupados mayores de 45 años. Hoy duplican esa cifra, al sumar 105.758. Desde el pico máximo de paro en este colectivo, y que se alcanzó en 2013, cuando llegaron a ser 114.861, apenas se ha producido un ligero descenso del 8%, en 9.100 personas mientras que el paro en términos generales se redujo en este período -entre 2013 y 2018- un 25%, pasando el número de parados de 274.053 a los 207.015 actuales, según los datos del Ministerio de Trabajo.

Por género, son de nuevo las mujeres las que arrastran los mayores problemas de acceso al mercado laboral, también entre las de 45. Desde el pico máximo de 2013, en lo peor de la crisis, hasta ahora, el desempleo bajó entre los hombres mientras que entre las mujeres de más de 45 subió un 5%. Hace cinco años había en las islas 55.690 mujeres con esta edad paradas frente a las casi 59.000 actuales. Parte del aumento puede deberse a la mayor inscripción de mujeres a las listas del paro ante las expectativas de encontrar un empleo pero este factor no explica todo el alza.

Por sectores, es la construcción la que registra un mayor descenso del paro entre los mayores de 45. Desde las cifras máximas la caída ha sido de un 40% mientras que en la hostelería ha subido en 200 personas. El secretario general de CC OO, Inocencio González, achaca el elevado desempleo en personas mayores de 45 años y que sea este colectivo el que más sufre el paro de larga duración a la baja cualificación de muchos de estos trabajadores. «Aquí es donde tenemos que hacer un gran esfuerzo. Sería necesario un plan de choque similar al que existe entre los jóvenes, con ficha financiera y objetivos claros», indica González. Según apunta, en el archipiélago hay en marcha un plan dirigido a que los parados de larga duración puedan retornar al mercado laboral pero, señala, es necesario mayor fomento de las políticas activas de empleo en este colectivo, cuyas posibilidades de empleabilidad son reducidas.

Entre los mayores de 45 no solo sube el paro sino que baja la contratación. En el último año, los contratos entre menores de 25 aumentaron un 3,4% mientras que bajaron un 1,3% entre los mayores de 45, según el Obecan.