El sector del automóvil canario crea 2.600 empleos en 4 años

08/02/2018

La recuperación de las ventas en el sector del automóvil en los últimos cuatro años ha tenido su impacto en el empleo. Entre 2013 y 2017 los concesionarios de las islas han generado 2.600 puestos de trabajo, lo que supone un repunte del 57%. El sector emplea hoy a casi 7.000 personas frente a las 4.454 de hace cuatro años.

El empleo en el sector del automóvil de las islas vuelve a situarse a niveles precrisis. 2017 se cerró con casi 7.000 empleos, la misma cifra que había antes del estallido de la crisis, según datos de Faconauto.

La patronal nacional de concesionarios celebró ayer en Madrid su XXVII congreso anual, con participación de la federación canaria, Fredica, y la presencia de su presidente, Rafael Pombriego.

En los últimos cuatro años las matriculaciones han pasado de las 37.924 de 2013 -su nivel más bajo- a 83.106 el pasado año 2017. El alza de ventas ha sido de un 119%. El empleo ha repuntado un 57%, en 2.600 puestos de trabajo.

Solo en el último año, el empleo ha crecido en 856 personas, un 14%, mientras que las ventas de vehículos lo hicieron un 8,4%.

En el conjunto del Estado, los concesionarios emplean actualmente a 162.434 personas. La cifra supone un repunte del 24% en cuatro años, es decir, en la recuperación. En el último año generaron 8.506 nuevos puestos de trabajo.

La perspectiva de Faconauto es que el sector siga creando empleo en los próximos años, y maneja como «adecuado» alcanzar la cifra de 200.000 a medio plazo para que los concesionarios puedan aportar un valor añadido a los nuevos perfiles de compradores.

Faconauto calificó ayer de muy positivo el ejercicio pasado. La facturación del sector creció un 4,7%, hasta los 32.145 millones de euros. El 69,3% provino de las ventas de coches nuevos, el 17,4% de las ventas de coches usados y el 13,3% restante de la actividad de los talleres.

Con estas cifras, la rentabilidad media del sector y también en el archipiélago se elevó el pasado ejercicio hasta el 1,8% sobre facturación. Entrando en el detalle, los concesionarios que mejores resultados obtuvieron en sus departamentos de vehículos nuevos fueron los que vendieron más de 5.000 unidades al año, con un 1,8% de rentabilidad media, mientras que los que comercializaron menos 500 coches sufrieron aún una caída de su rentabilidad de hasta el 0,7%.