El BBVA prevé la creación de unos 56.000 empleos entre 2018 y 2019

11/05/2018

El informe elaborado por el entidad señala que la economía del Archipiélago crecerá un 2,9% este año, lanzada por el turismo y, en menor medida, por la inversión pública y la construcción

El Producto Interior Bruto (PIB) del Archipiélago crecerá un 2,9% este año y un 2,6% en 2019, lo que permitirá crear en torno a 56.000 nuevos puestos de trabajo, según recoge el informe Situación Canarias elaborado por BBVA Research hecho público ayer. El economista jefe para España, Miguel Cardoso, que presentó el documento junto al director territorial de BBVA en la Comunidad Autónoma, David Conde, señaló que ya este mismo año, las islas recuperarán el empleo perdido durante la crisis económica.

No obstante, la tasa de paro seguirá siendo «excesivamente elevada» y rondará el 20% el próximo año, de ahí que Cardoso haya advertido del riesgo de una «recuperación no inclusiva» en las islas, debido al fuerte peso del paro juvenil y de larga duración. Por ello, apeló a aumentar los recursos económicos que se destinan a la formación y a «invertir en el capital humano» de las islas, tanto entre la gente sin cualificación vinculada a la construcción, como entre los titulados cuyas habilidades ya no demanda el mercado laboral.

En ese sentido, propuso también que haya «más flexibilidad» en el ámbito educativo para que la formación se vaya adaptando a la nueva realidad laboral derivada de los cambios tecnológicos. Con todo, el informe -a cuya presentación acudió el presidente canario, Fernando Clavijo- consolida la recuperación económica en el Archipiélago, si bien de forma «heterogénea», porque sigue vinculada al turismo y por tanto, a los territorios que se benefician de este sector.

Según Cardoso, empieza a percibirse una «desaceleración» en las pernoctaciones, pero no en los precios, y vinculó también la recuperación al desarrollo «incipiente» de la construcción y el mercado de la vivienda -las ventas llevan dos años consecutivos por encima del 10% de aumento-, la inversión pública y las exportaciones -crecieron un 22,9% en 2017-.

En este campo, indicó que la recuperación de actividad es «positiva», pero sí insistió en que se debe garantizar el acceso a la vivienda a «determinados colectivos» como jóvenes o familias con menos recursos, y evitar los riesgos de una nueva burbuja inmobiliaria.