El movimiento de mercancías desciende en julio y en lo que llevamos de año respecto a 2021. Los altos precios empiezan a notarse. / Arcadio suárez

El puerto de Las Palmas empieza a sentir los efectos de la inflación y la guerra

El tráfico de mercancías desciende casi un 10% respecto a julio del 2021. El trasbordo de contenedores suma una nueva caída

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El puerto de Las Palmas empieza a sentir en su actividad los primeros efectos de la inflación y de la guerra de Ucrania. Como buen termómetro económico, algo inevitable ya que es el punto de entrada y salida de las mercancías, el Puerto empieza a notar cierta contención en el consumo.

El mes pasado, en julio, se movieron en La Luz 1,8 millones de toneladas. Fue un 0,31% más que antes de la pandemia. Sin embargo, se trata del repunte más bajo de los últimos once meses, en los que los crecimientos superaron los dos dígitos. Además de esta señal, el mes pasado y respecto a 2021, cuando tras el covid el consumo estuvo fuerte, se ha producido una caída de las mercancías de casi un 10%, con casi 200.000 toneladas menos.

Esa caída se produce además en un contexto de recuperación turística: en julio llegaron a las islas más de un millón de extranjeros, el doble que hace un año y sin embargo, la entrada de mercancías desciende.

La causa está en que el consumo interno empieza a enfriarse como consecuencia de la subida de los precios.

El descenso de julio provoca que en lo que llevamos de año las mercancías movidas en el puerto sean un 6% inferiores al mismo periodo de 2021, con casi 800.000 toneladas menos.

El papel de puerto 'hub' se desvanece tras el covid

En julio también descendió el tráfico de trasbordo (que MSC realiza en Opcsa), que vivió un fuerte impulso durante la covid tras convertirse La Luz en un puerto 'hub' de referencia para la naviera ítalo-suiza. El mes pasado se movieron en tránsito 50.092 teus, casi un 5% menos que hace un año.

Esta caída sumadas a las que se vienen registrando en los últimos meses provoca que en lo que llevamos de año se hayan perdido en La Luz casi 50.000 contenedores, lo que supone un recorte del 12%. De enero a julio de 2021 se rozaban los 400.000 y este año se aproximan a los 344.000.

Es cierto que hoy el puerto de Las Palmas está por encima de igual período de 2019 (antes del covid) cuando se movieron 262.311. Sin embargo, el importante papel jugado por La Luz durante la pandemia empieza a disiparse.

La actividad de 'bunkering', de suministro de combustible a buques, creció en julio un 30%, con casi 202.000 toneladas dispensadas respecto a igual mes de 2021. En el conjunto del año el repunte es de un 13,3% y un acumulado de casi 1,4 millones de toneladas.

Este negocio crece incluso con respecto a 2019. Mantiene su dinamismo pese a la dificultad del entorno económico, Asociado a este negocio, cabe destacar el aumento que registra en el número de buques que han llegado a La Luz. En julio fueron 873, un 7% más que hace un año. En lo que llevamos de año, la cifra se eleva a casi 6.000.

Vacaciones de los isleños

Uno de los indicadores del puerto que mejor está evolucionando en este 2022 es el número de pasajeros en líneas regulares, que está por encima incluso de 2019, antes del covid. Estas cifras ponen en evidencia la apuesta de los canarios por las islas como lugar en el que pasar puentes y vacaciones en lugar de otros destinos en el exterior.

En julio se movieron por el puerto de las palmas algo más de 182.000 pasajeros, lo que supone un alza del 32% con respecto a cifras prepandemia, con casi 44.000 personas más. Los vehículos en pasaje repuntaron un 43%, hasta los 70.797, casi 21.500 más que en 2019. Las cifras son superiores también a 2021, cuando se movieron menos pasajeros por las islas.

Las buenas cifras de julio impulsan la estadística del conjunto del año, con 807.211 pasajeros movidos en La Luz, casi un 20% más que en 2019.

Los cruceristas siguen sin llegar a los niveles precovid pero la evolución es positiva en este año. En julio se movieron 2.649, un 7% más que hace un año y en los primeros siete meses del año se contabilizaron 221.141, un 133% más que en 2021. Sin embargo, si se cruzan los datos con los de 2019, antes del covid, faltan por recuperarse un 50% de los pasajeros de cruceros: de enero a julio de 2019 llegaron 442.732.

La actividad del puerto de Arinaga se desinfla en julio de este año tanto respecto al 2021 y al 2019. Se movieron 18.359 toneladas un 4% menos que el año pasado y -35% que en 2019.

En Salinetas, que concentra el combustible de aviación, se nota la mejoría del tráfico aéreo. Se movieron 442.900 toneladas de mercancía, un 106% más que en 2021 y un 52% por encima de 2019.

Imagen de contenedores en el puerto de Arrecife. / Carrasco

Lanzarote y Fuerteventura tiran fuerte aunque siguen por debajo de 2019

Los puertos de Lanzarote y Fuerteventura siguen sin recuperar el nivel precovid pero, tras dos ejercicios muy duros por el 'cero turístico', en 2022 crecen con fuerza. En el caso de Puerto del Rosario, en julio se movieron 107.874 toneladas de mercancía, casi un 5% más que en 2021. En el acumulado del año, con casi 200.000 toneladas más, el repunte es de un 32%. El tráfico ro-ro crece casi un 30% al igual que los contenedores. En el caso de Arrecife, en julio la mercancía movida creció un 34%, con casi 158.000 toneladas. En lo que llevamos de año el crecimiento es aún mayor, del 39% y casi un millón de toneladas movidas.Los contenedores y el tráfico ro-ro también crecen con fuerza. «Estos datos apuntan a más demanda, más economía y más empleo», indica el presidente del Puerto, Luis Ibarra.