El PSOE acepta estudiar que los vuelos con Canarias tengan precios máximos

03/01/2020

El Gobierno que constituya Pedro Sánchez si el PSOE y Podemos consiguen sacar adelante el debate de investidura se compromete a valorar la posibilidad de fijar precios máximos a los billetes aéreos en los vuelos Canarias, en las rutas que se declaren de servicio público.

Nueva Canarias ha introducido esta cuestión en el acuerdo que su presidente, Román Rodríguez, ha firmado con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, con las condiciones bajo las que la formación nacionalista da su voto favorable a Pedro Sánchez.

NC aprobó los últimos presupuestos del Estado impulsados por el Gobierno de Mariano Rajoy, los de 2018, tras una negociación en la que los nacionalistas convirtieron en caballo de batalla que la subvención del Estado a los billetes de residente subiera del 50 al 75 % en las rutas entre las islas y la península, con un año antes se había hecho para los vuelos internos en el archipiélago.

Esa medida no ha tenido los efectos esperados por quienes vaticinaban que los canarios iban a volar a Madrid, Barcelona u otras ciudades de España a mitad de precio que hasta entonces, ya que en lugar de pagar un 50 % del billete iban a abonar un 25 %.

Desde hace tiempo, varios colectivos denuncian que los billetes aéreos han subido de forma notable como consecuencia de la mayor subvención, entre ellos, el propio Gobierno de Canarias, cuyo consejero de Transportes, Sebastián Franquis (PSOE), ha cifrado la subida en el 24 % de media (lo que en la práctica anula el efecto del 25 % que se añadió a la ayuda del 50 % ya existente hasta 2018).

Incluso el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), José María Marín, sugirió en una comparecencia ante el Parlamento canario el pasado mes de febrero que el 75 % podía estar provocando un efecto contraproducente y no abaratar los billetes, sino beneficiar a las aerolíneas.

"Los precios bonificados se traducen en una subida de precios y en un aumento de la cuenta de resultados de los accionistas, eso pasa siempre, ustedes sabrán por dónde quieren ir, eso es el abecé de esta historia", dijo Marín.

Ya ayer mismo, se conoció que el Tribunal de Cuentas ha decidido por propia iniciativa fiscalizar el uso dado a los casi 400 millones anuales que el Ministerio de Fomento se gasta en esa subvención.

En el acuerdo que ha firmado este viernes con el PSOE, Nueva Canarias subraya que subir el descuento de residente del 50 al 75 por ciento fue "un logro histórico", pero también advierte de que está provocando algunas disfunciones por un presunto interés de las aerolíneas en inflar "artificialmente" los precios.

"Ante la posible colusión de intereses entre las compañías aéreas para llevar a cabo un artificial incremento de tarifas, se precisa de claras decisiones, como el establecimiento de precios máximos en aquellas líneas declaradas como obligación de servicio público", asegura el acuerdo PSOE-NC en su página 7.

La clave de esa afirmación y del compromiso que asume el futuro Gobierno de Sánchez está en el final de la frase: Por cuestiones de competencia, es la Comisión Europea, no el Gobierno central, el que determina qué rutas aéreas se operan bajo obligación de servicio público (OSP) y, de momento, no hay ningún vuelo entre las islas y la península que tenga esa condición.

Por ahora, solo las rutas aéreas internas de Canarias tienen la condición de OSP y ahí sí rige un marco de precios máximos.

Cada vez que se ha planteado este debate en Canarias, ha habido voces en Madrid -y también en las islas- que advierten de que será difícil que Bruselas acepte establecer una OSP en el corredor aéreo Canarias-península, donde operan varias compañías en competencia.

Sin embargo, los partidarios de extender la OSP a las rutas con la península -entre ellos Nueva Canarias- suelen responder que esa limitación para proteger la libre competencia existe con carácter general, pero que los propios tratados de la UE reconocen que en las regiones ultraperiféricas, como el archipiélago, las normas comunitarias admiten excepciones para compensar la lejanía.

Además, subrayan que la compra de AirEuropa por Iberia va a reducir considerablemente la competencia en las rutas península Canarias, en un momento en el que además Ryanair ha anunciado el cierre de sus bases operativas en las islas.

El acuerdo firmado este viernes pide que se vigile el comportamiento de las aerolíneas, con estas palabras: "Este objetivo (fijar precios máximos para las OSP) no es excusa para que se mantenga una continua vigilancia sobre posibles abusos en los precios por parte del Ministerio de Fomento y la CNMC".