El Empleo turístico baja en canarias en el inicio de 2018

20/02/2018

El ritmo de creación del empleo en el turismo se frena en Canarias, coincidiendo con la caída de los resultados de los alojamientos. En enero, los ocupados en la hostelería y las agencias de viaje se redujeron un 1,9% respecto a diciembre. Es el descenso más acentuado en este mes desde 2013.

2017 marcó un antes y un después en la historia de la economía en Canarias al rozar el destino la cifra de 16 millones de visitantes. Pero 2017 también será recordado como el año en el que la tímida reapertura de destinos en Turquía, Egipto y Túnez provocó la primera caída importante de los resultados en una campaña de invierno en el archipiélago tras un lustro de récords.

Ayer, el Instituto de Estudios Turísticos constató que en enero, la cifra de afiliados a la Seguridad Social en la hostelería y las agencias de viaje del archipiélago bajó un 1,9% respecto a diciembre, hasta los 148.231 ocupados. No es extraño que baje el empleo en estos sectores en el arranque del año, pero sí es la caída más abultada de las registradas en este mes de enero desde 2013.

La cifra total de ocupados ha crecido un 3,7% respecto a enero de 2016, pero todo apunta a que el repunte se explica en el aumento de la masa de autónomos en la industria turística, frente al estancamiento de los asalariados, tal y como sucedió en los meses previos. Canarias dijo adiós a 2017 con 264.087 asalariados y autónomos vinculados al conjunto de las actividades turísticas, un 3,3% más interanual. Pero el aumento se concentró en el ámbito de los trabajadores por cuenta propia: los autónomos vinculados al turismo crecieron un 33% respecto al mismo periodo de 2016, hasta los 31.040 registrados, según la EPA.

La cifra de asalariados en el turismo solo creció un 0,2% en términos interanuales, hasta los 232.747, lo que significa que en los últimos tres meses de 2017 había 466 ocupados por cuenta ajena más que un año antes.

Este estancamiento del empleo por cuenta ajena en el turismo coincide con la caída de los resultados en el último trimestre de 2017: el conjunto de alojamientos registró un descenso de un 2% del total de pernoctaciones. También 2,6 puntos porcentuales la ocupación media por habitaciones, hasta el 78,7%.